EA
Hackers de EA explican cómo ingresaron a la red corporativa de la compañía para robar datos privados. | Fuente: EA

Un "portavoz" de los piratas informáticos se comunicó con Motherboard para explicar cómo lograron conseguir los accesos para robar una gran cantidad de datos al gigante tecnológico EA

El grupo de hackers lograron robar el código fuente de FIFA 21, así como el código fuente del motor Frostbite que impulsa juegos como Battlefield y otras herramientas internas de la compañía. 

La cantidad sustraída se eleva a 780 GB de datos y los están vendiendo en distintos foros clandestinos en la "deep web"

EA
Hackers aplicaron ingeniería social para engañar al persona TI de EA. | Fuente: Unsplash

¿Cómo hackearon a EA?

El "representante" del grupo de hackers informa que utilizaron un esquema bastante simple: comenzaron comprando 'cookies' robadas en línea por US$ 10 cada una, luego usaron estas herramientas para obtener acceso a uno de los canales corporativos de EA en Slack.

Luego de infiltrarse a través de la etiqueta de Slack de EA, el siguiente paso fue aplicar ingeniería social al equipo de soporte de TI de la desarrolladora de juegos.

Los piratas informáticos enviaron un mensaje engañoso indicando que habían "perdido su teléfono en una fiesta anoche" para poder solicitar un token de autenticación multifactor.

Una vez conseguido el token, el grupo de hacker pudo conseguir ingresar directamente a la red corporativa de EA, lo que los llevó a ver muchos proyectos privados.

Representantes de EA confirmaron el ataque y señalan que "no se accedió a los datos de los jugadores y no tenemos motivos para creer que exista algún riesgo para la privacidad de los jugadores". 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.