Los huaicos se registran con mayor frecuencia en las zonas aledañas a ríos, quebradas, lagos y lagunas.
Los huaicos se registran con mayor frecuencia en las zonas aledañas a ríos, quebradas, lagos y lagunas. | Fuente: Alberto Orbegoso | Fotógrafo: Alberto Orbegoso

La ubicación y geografía de nuestro país hacen probable que sucedan fenómenos naturales de manera recurrente y en cualquier momento, aún en pleno contexto de pandemia por COVID-19. De hecho, el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet) tiene identificado a nivel nacional más de 31 000 puntos de peligro de diversos tipos como deslizamientos de derrumbes y huaicos.

Teniendo en cuenta que en muchas de estas zonas críticas detectadas se han construido viviendas, es importante que prestes atención a las recomendaciones de las autoridades para estar mejor preparados y responder en familia ante una emergencia que requiera evacuación, sin poner en riesgo nuestra salud ante el coronavirus.

¿Cómo prepararse ante un huaico en tiempos de COVID-19?

Es necesario aprovechar el tiempo en familia para dialogar sobre los peligros de origen natural más recurrentes en la zona donde vives. De esta manera, podrás organizar las tareas con tu familia tomando en cuenta que vivimos en contexto de pandemia. Por ejemplo, puedes repasar las recomendaciones habituales para actuar frente a un desastre natural y complementarlas con las medidas de distanciamiento y el uso de mascarilla.

Si algún miembro de la familia es paciente COVID-19 positivo, mientras dure la enfermedad, deberás colocar en la Mochila para Emergencias algunos artículos como medicina, utensilios, menajes y alimentación para uso exclusivo.

Asimismo, es muy importante coordinar con tus vecinos para habilitar más zonas seguras en espacios abiertos, organizar los espacios donde se colocará cada familia en caso de evacuación y preparar un pequeño almacén comunitario con alimentos no perecibles y útiles de higiene necesarios en el contexto de la pandemia (mascarillas, guantes, alcohol en gel, jabón, lejía, entre otros).

¿Cómo actuar ante un huaico sin poner en riesgo la salud?

En el momento del suceso, mantén la calma y sigue las siguientes recomendaciones: Si es necesario evacuar, hazlo usando la mascarilla en todo momento y evitando aglomeraciones durante la evacuación.

No te detengas ni cruces cauces de quebradas, laderas de cerros o de montes. Si el huaico está cerca y no hay tiempo para evacuar a las zonas seguras, practica la evacuación vertical; es decir, ubícate en la parte alta de la casa, ya sean techos o pisos superiores.

Si te encuentras en un lugar público como farmacias, mercados, supermercados, bancos, establecimientos de salud, entre otros, colabora con las brigadas y aplica las recomendaciones de acuerdo al tipo de peligro. No olvides guardar una distancia prudente durante el recorrido por las rutas de evacuación y en las zonas seguras externas.

Recuerda que en las zonas seguras o puntos de reunión es crucial guardar la distancia (entre 1.5 a 2 metros) y evitar aglomeraciones.

Conocer el peligro y la vulnerabilidad nos permitirá evaluar el riesgo en nuestra comunidad.
Conocer el peligro y la vulnerabilidad nos permitirá evaluar el riesgo en nuestra comunidad. | Fuente: Andina

Si estás contagiado de Covid-19 y no presentas síntomas, al momento de evacuar, colócate la mascarilla y guantes. En el caso de presentar síntomas (tos, por ejemplo), colócate doble mascarilla y, en lo posible, transita manteniéndote alejado del resto de personas. En ambos casos, deberás llevar tu medicación, utensilios, cubiertos y alimentación en la Mochila para Emergencias.

Si luego de la emergencia, hay condiciones para volver a casa, regresa usando la mascarilla y lava de inmediato tus manos con agua y jabón. Si hay condiciones, también puedes bañarte y cambiarte de ropa.

¿Qué debe incluir una mochila de emergencia en tiempos de Covid-19?

La pandemia de la Covid-19 exige agregar nuevos elementos a las mochilas de emergencia con el fin de hacer frente a eventuales desastres naturales y a la vez protegerse de los contagios. Entre los suministros básicos para una mochila de emergencia se encuentran:

Botiquín de primeros auxilios: Este botiquín debe tener mínimo alcohol, algodón, vendas, gasa, analgésicos, tijeras, agua estéril y ungüento para quemaduras.

Agua y alimentos no perecibles: Es decir, comida que se pueda conservar sin refrigeración, como enlatados que no necesiten cocinarse. Recuerda revisar constantemente las fechas de caducidad e ir actualizando.

Ropa: Es importante que cada miembro de la familia tenga un juego de ropa extra para cambiarse, tomando en cuenta prendas que puedan adaptarse a diferentes tipos de clima.

Otros artículos útiles como linterna y pilas de repuesto, radio portátil, fósforos, velas y artículos de higiene como jabón y papel higiénico.

Además, ahora debe contener productos de bioseguridad como: mascarillas, jabón, alcohol de 70° o en gel, un envase de lejía debidamente identificado y botellas de agua.