Buscar
RPP Noticias
Estás escuchando En vivo
 
00:00 / 00:00
Lima
89.7 FM /730 AM
Arequipa
102.3 FM / 1170 AM
Chiclayo
96.7 FM / 870 AM
Huancayo
97.3 FM / 1140 AM
Trujillo
90.9 FM / 790 AM
Piura
103.3 FM / 920 AM
Cusco
93.3 FM
Cajamarca
100.7 FM / 1130 AM
La informacion mas relevante de la actuaidad al momento
Actualizado hace 0 minutos
Informes RPP
Mes jubilar en Cusco
EP 1151 • 03:43
RPP Data
¿Qué distritos de Lima no usan de forma eficiente su presupuesto para seguridad ciudadana y recojo de basura?
EP 199 • 03:27
Código Pulp
EP05 | T1 | ¿Es el Poirot de Kenneth Brannagh una adaptación fiel y digna? El revival de Agatha Christie en cine y TV
EP 5 • 01:02:09

La nueva economía familiar a un año de pandemia

Los hábitos de consumo de las familias peruanas se han modificado de forma considerable por la pandemia

En los últimos 12 meses, la convivencia con la pandemia de la COVID-19 ha generado un cambio drástico en las finanzas personales y familiares de la población, modificando nuestros ingresos, nuestros gastos y nuestra capacidad de ahorro y endeudamiento.

Los nuevos ingresos

Muchas personas perdieron su empleo, y muchas otras vieron disminuidos sus ingresos, ya sea porque entraron en suspensión perfecta de labores, les redujeron el sueldo o las ventas de su negocio no volvieron a ser las mismas.

En esta coyuntura, salió a relucir la creatividad y el espíritu emprendedor de los peruanos, a través del “autoempleo”. Así, algunos optaron por implementar negocios propios en diversos rubros, como repostería, cocina, ropa y calzado, joyería, equipos de protección personal (mascarillas, protectores faciales, termómetros, etc.) e implementos de acondicionamiento físico (mancuernas, pesas, fajas, etc.). Otros, en cambio, decidieron compartir sus habilidades a través de servicios remotos (telemedicina, contabilidad, asesoría legal, asesoría financiera, etc.), o mediante clases particulares de los temas que dominan (decoración, manualidades, diseño, marketing digital, etc.).

La “nueva normalidad” trajo consigo una nueva forma de obtener recursos, la cual llegó para quedarse.

La pandemia de la COVID-19 ha generado un cambio drástico en las finanzas personales y familiares de la población, modificando nuestros ingresos, nuestros gastos y nuestra capacidad de ahorro y endeudamiento.
La pandemia de la COVID-19 ha generado un cambio drástico en las finanzas personales y familiares de la población, modificando nuestros ingresos, nuestros gastos y nuestra capacidad de ahorro y endeudamiento. | Fuente: Andina

Los nuevos gastos

Los hábitos de consumo de las familias peruanas se han modificado de forma considerable por la pandemia.

Por un lado, se incurre en mayores gastos de protección y cuidado de la salud (medicinas, mascarillas, protectores faciales, termómetros, pulsioxímetros, etc.), productos de limpieza y aseo personal (desinfectantes, jabones, alcohol en gel, etc.), compra de electrodomésticos y equipos de cómputo (debido al mayor tiempo en casa y el teletrabajo) y gastos de mejoramiento del hogar.

Por otra parte, ha disminuido el gasto en transporte (gasolina o pasajes), consumo en restaurantes (almorzamos y cenamos más en el hogar), entretenimiento (viajes, cines, teatros, conciertos, bares, discotecas, karaokes, etc.), así como ropa y calzado.

Finalmente, no olvidemos los gastos adicionales de aquellas familias que tuvieron algún miembro contagiado con la COVID-19, llegando en algunos casos a varios miles de soles.

El ahorro en pandemia

Pese a que la reducción de los ingresos ha sido mayor a la disminución de los gastos, otro aspecto destacado de la “nueva normalidad” es el incremento del hábito del ahorro familiar, con el fin de estar mejor preparados para afrontar nuevos imprevistos, tomando en cuenta los menores ingresos y la incertidumbre sobre la pronta recuperación económica.

Restricción del crédito

Debido al desempleo y la quiebra de empresas, las instituciones financieras se muestran más cuidadosas al momento de otorgar un préstamo o una tarjeta de crédito, por lo que hoy es menos sencillo obtener nuevo financiamiento.

Sin embargo, aquellas personas que mantengan un buen historial crediticio y puedan demostrar que aún perciben ingresos, siempre podrán acceder al crédito.

¿Cómo afrontar lo que viene?

Si bien se proyecta una recuperación importante de nuestra economía, esta no sería suficiente para llegar a niveles pre-pandemia, por lo que debemos seguir asumiendo una “economía de emergencia”.

En este sentido, las principales recomendaciones serían: (i) ordenar nuestras finanzas personales, (ii) no gastar más de lo que ganamos, (iii) pagar siempre nuestras deudas a tiempo y (iv) incrementar nuestra capacidad de ahorro.

NOTA: “Ni el Grupo RPP, ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma.
Jorge Carrillo

Jorge Carrillo Administrador

Docente de Pacífico Business School. Administrador. Máster en Gerencia de Riesgos y Gestión de Seguros por ENA. Exsubgerente Comercial en RIMAC Seguros y Gerente Comercial en Crecer Seguros.

Tags

Otros columnistas

Ver más

Suscribirte al boletín de tus noticias preferidas

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Buzon
Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad

Últimas noticias

Contenido promocionado

Taboola
SIGUIENTE NOTA