Alberto Ísola se pronunció sobre el estado del teatro después de la pandemia de la COVID-19. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Marcos Reátegui

Frente a las puertas cerradas y las butacas vacías, escenario desolador que viene produciendo la pandemia del nuevo coronavirus en el teatro peruano, el director Alberto Ísola mantiene la esperanza de que todos los involucrados en esta escena se adecúen a los tiempos que tocan.

Así lo aseguró en una reciente entrevista al diario Correo, en la que abordó el futuro de las tablas una vez levantadas las restricciones que impone la cuarentena y el consecuente miedo al contagio de los espectadores que asisten a ver una obra.

Me parece terrible que lo que hace que el teatro sobreviva tanto tiempo es aquello que justamente hoy es lo más peligroso: el contacto”, dijo Ísola. “Tendremos que ir acostumbrándonos de nuevo. Será un proceso difícil y lento, pero tengo confianza de que lo iremos dominando”, agregó.

Para el también actor, poco a poco las personas irán adaptándose a la llamada “nueva normalidad”. “Si Shakespeare dice que el teatro es un espejo de la realidad, en ese sentido también será un espejo del paulatino ir venciendo esos temores”, indicó.

En el 2019, Alberto Ísola participó en "Todos los sueños del mundo" durante el FAE Lima 2019. | Fuente: FAE Lima 2019

LA SUPERVIVENCIA DEL TEATRO

Por otro lado, Alberto Ísola comentó la supervivencia del teatro frente a la crisis sanitaria. “Yo no creo que el teatro desaparezca”, señaló. “Es algo que no me imagino. Creo que puede hibernar un tiempo, que puede regresar de maneras extrañas, quizás limitadas, pero creo que va a existir siempre”, añadió.

Asimismo, el director teatral aprovechó en desestimar las voces críticas que opinan que los grupos de teatro no deberían ser considerados entre las urgencias de la reactivación económica. “Hay muchísima gente en este sector que está en una situación muy complicada, porque hay gente que vive al día”, manifestó.

Para Ísola, existe una desconfianza en los funcionarios que los lleva a ver el arte como un asunto prescindible durante la emergencia sanitaria. “Eso nace de un prejuicio contra los artistas que viene desde los comienzos del tiempo: que no hacen nada, que pintan un cuadrito y ya. Claro, cómo le vas a dar un bono a esas personas. Creo que también es una responsabilidad nuestra de organizarnos mejor y del Ministerio de Cultura y de los medios”, expresó.

En ese sentido, mantiene una posición optimista ante la crisis. “Infórmame sobre cosas, que hay un problema en el sector cultura, pero no me estés diciendo que jamás volveremos a los teatros. Empecemos a crear o busquemos alternativas”, puntualizó.

¿Qué opinas?