Empleo
La incertidumbre política no solo ha impulsado el alza del dólar, sino también ha paralizado la creación de nuevos empleos. | Fuente: Andina | Imagen de archivo

Las empresas han decidido detener la contratación de trabajadores en las últimas dos semanas ante la incertidumbre política, según información de ManpowerGroup.

El temor de los empleadores ante la falta de claridad en las medidas económicas que podría tomar el nuevo gobierno en los próximos meses afectará a la recuperación del empleo que se había registrado entre los meses de abril y junio.

“Lo que vamos viendo preliminarmente -dado que nuestra encuesta de empleo sale en setiembre- es que el crecimiento del empleo se ha visto detenido sobre todo en las últimas dos semanas ya que hay mucho temor de lo que pueda pasar como un cambio de las reglas que comprometan las inversiones, especialmente de las grandes empresas que eran las que mantenían un optimismo en la contratación de personal y es las que -en las últimas dos semanas- se ha reservado ya que está esperando un poco más los mensajes que siga dando el nuevo Gobierno para tomar una decisión”, dijo Daniel Galdós, gerente comercial de ManpowerGroup, al diario Gestión.

El especialista señala que en caso la nueva gestión del presidente Pedro Castillo brinde mensajes claros respecto a la política económica que se aplicará en el país, la desaceleración podría revertir rápidamente.

Por el momento los sectores de Minería y Manufactura son lo que más han frenado la contratación de trabajadores, al igual que en el sector de Construcción.

En tanto, el sector Agrario ha sido el que se ha mantenido optimista y no ha parado su ritmo regular de contratación de personal.

“Estábamos viendo una recuperación del empleo, estábamos -valga la redundancia- en un terreno positivo desde hace algunos meses, pero no a nivel de lo que podía ser. Hay sectores que en el contexto internacional están bastante favorecidos y que debería impulsar la contratación de personal. Sin embargo, no se animan a contratar en la magnitud que deberían -especialmente minería- porque ven una amenaza en el futuro, de un cambio que se pueda dar a nivel regulatorio”, comentó.

Cabe mencionar que, según datos del INEI, hasta el mes de junio solo quedaba cerca de medio millón de desempleados en Lima Metropolitana que estaban en busca activa de empleo. Esto significó una reducción de 10.3% en la tasa de desempleo en la capital, uno de los niveles más bajos registrados en el último año.