Sobre sus adicciones y matrimonios: Las 10 frases más polémicas en las memorias de Demi Moore

Como en una catarsis, Demi Moore lo cuenta todo: su terrible infancia, sus adicciones al alcohol y la cocaína además de sus fallidas relaciones con Ashton Kutcher y Bruce WillisSu autobiografía "Inside Out. Mi historia" llega en abril a Latinoamérica.

Demi Moore no se calla sobre sus adicciones ni sobre su terrible infancia. | Fuente: EFE

Demi Moore era la actriz perfecta, llenaba los cines en los noventa y hacía que cada título se convirtiera en éxito, pero tras esa imagen se esconde una mujer llena de inseguridades, con una infancia terrible y una madurez que desembocó en adicciones al alcohol, la cocaína y en el desamor.

Así lo refleja la protagonista de "A Few Good Men" en su autobiografía "Inside Out. Mi historia" (Roca Editorial), que llega en abril a Latinoamérica, un relato descarnado sobre los abusos que sufrió en su infancia y adolescencia. 

Como en una catarsis, Demi Moore deja que su vida pase a ser patrimonio de todos, con una biografía con la que se libera del peso de la culpa, se reconcilia consigo misma y con quienes la rodean con una sinceridad que apabulla y con la que desbarata la idea de una vida fácil, llena de glamour. Estas son las frases más resaltantes en las memorias de la exexposa de Ashton Kutcher y Bruce Willis.   

Demi Moore consiguió la fama con la cinta "Ghost". | Fuente: Paramount Pictures

HORRORES EN LA INFANCIA

Con 15 años fue violada por un hombre que afirmó que había pagado a la madre de Demi Moore. "Nunca sabré si Ginny aceptó esos US$ 500 a cambio de que Val pudiera follarme. ... Pero no me cabe duda de que le dio la llave del apartamento que compartía con su hija de 15 años".

De su infancia dice la exesposa de Bruce Willis y Ashton Kutcher: "El amor que recibí de niña fue perverso, y por eso acabé relacionando amor con sufrimiento".

Sobre la destructiva convivencia con sus padres en la que ella tuvo que intervenir impidiendo el suicidio de su madre. "Esa noche, algo cambió en lo más profundo de mi ser (...) Mi infancia había terminado. (...) Dejé de ser una niña a quienes ellos intentaban cuidar y educar para convertirme en una mujercita que debía ayudarlos a limpiar los trapos sucios". 

SOBRE SUS ADICCIONES

También habla en el libro de su adicción al alcohol y las drogas: "Esnifé tanta (cocaína) que a punto estuve de abrirme un agujero en la nariz".

Ashton Kutcher y Demi Moore fueron pareja durante seis años. | Fuente: AFP

SOBRE SUS MATRIMONIOS

Demi Moore también habló de las dudas previas a su primer matrimonio, cuando solo tenía 18 años con Freddy Moore: "No quería aceptar que iba a casarme solo para distraerme y olvidar, por unos días, el dolor de la pérdida de mi padre".

En 1987, Bruce Willis, el padre de sus tres hijas, llegó a su vida. Unidos por una infancia difícil, la pareja se entendía a la perfección y decidieron casarte. "Me hacía sentir como una princesa", dice en su autobiografía "Inside Out. Mi historia". Sin embargo, se separaron en 1998.

En los 2000 llegó una nueva relación con Ashton Kutcher, actor 15 años más joven que ella. La relación duró más de seis años y, aunque poco se sabía de su intimidad, Demi Moore desveló que su máximo deseo era tener un hijo juntos. Lamentablemente, sufrió un aborto a los seis meses. Después llegarían varios tratamientos de fertilización que no funcionaron, la pareja se abrió a relaciones con terceras personas, y las noticias sobre las infidelidades de él volvieron a sumirla en la desesperación: "conocí al hombre de mis sueños, no me despegué de él y se convirtió en mi adicción".

Demi Moore se ha reconciliado con las hijas que tuvo con Bruce Willis: Rumer, Scout y Tallulah. | Fuente: Instagram

SOBRE SUS HIJAS

La relación con sus hijas ─Rummer, Talulah y Scout─ se había deteriorado, aunque con el tiempo ha conseguido volver a recuperarla y a ellas les dedica el final del libro. "Mis amores, mis ángeles, mi razón de ser (...) Mujeres espléndidas, dinámicas, sensatas, inteligentes (...) no puedo sentirme más orgullosa de ustedes. Gracias por haberme dejado entrar en sus vida y por regalarme su amor, apoyo y ánimos para escribir este libro".

LA OBSESIÓN POR SU IMAGEN

Dos años después del estreno de una de sus películas más controvertidas, "Striptease", le hizo obsesionarse con su cuerpo para aparecer espléndida en pantalla. "Seguí una dieta muy estricta y restrictiva; para desayunar tomaba media taza de avena y la mezclaba con agua; el resto del día me alimentaba a base de proteína y de un poco de verdura. Y nada más".

Luego llegó "G.I.Jane" y la obsesión de Demi Moore por un cuerpo perfecto la trasladó a conseguir unos músculos descomunales. "Cierto día, mientras me estaba duchando, tuve una epifanía: quiero naturalidad y volver a ser como soy. Ya no quería morirme de hambre". (Con información de EFE)

¿Qué opinas?