Jennifer López durante su concierto en Egipto. | Fuente: AFP

El pasado mes de julio, la diva del Bronx celebró su cumpleaños número 50 en compañía de su actual pareja, el exbeisbolista profesional Alex Rodríguez y sus dos menores hijos, los mellizos Emme y Max que tuvo con el salsero Marc Anthony. La cantante fue sorprendida con un show musical realizado por las hijas de su pareja, quienes pusieron a bailar a los asistentes de la fiesta.

Tras las emotivas celebraciones, López ha vuelto a donde pertenece: los escenarios, sin saber que tendría que pasar un agrio momento luego de su visita a Egipto. Resulta que la cantante ha sido demandada por el abogado Samir Sabri, quien ha acusado a la protagonista de “Hustlers” nada menos que por el vestuario que utilizó en uno de sus conciertos.

La cantante, que ofreció un concierto para más de dos mil personas en El Alamein, ciudad de la costa egipcia, está en la mira del abogado por haberse presentado en su show con un disfraz de transparencias.

Según lo que se lee en la demanda, la intérprete de “On the Floor” se presentó en el escenario “desnuda y con vestidos transparentes”, durante la celebración de la fiesta musulmana de sacrificio llamada Eid al Adha. “No resulta apropiado que la gente se halle rezando en el monte Arafat, mientras otros están en un concierto", señaló Sabri.

Es por esta razón que el egipcio considera que López ha “vulnerado las normas y tradiciones egipcias”, razón por la cual reclamará que se le prohíba su entrada al país en el futuro.

Cabe recalcar que el traje al que se refiere el conservador abogado egipcio consistía en un leotardo con una pierna y un brazo descubiertos y el resto del cuerpo cubierto de brillos.

¿Qué opinas?