La Reina Isabel II asistió a la iglesia de Santa María la Virgen en Hillington, Norfolk, Inglaterra.
La Reina Isabel II asistió a la iglesia de Santa María la Virgen en Hillington, Norfolk, Inglaterra. | Fuente: AFP | Fotógrafo: LINDSEY PARNABY

La reina Isabel II hizo su primera aparición pública, tras anunciar que su nieto, el príncipe Harry, y su esposa, Meghan Markle renunciarán a sus títulos nobiliarios en la primavera del 2020. La representante de la Familia Real británica asistió a una misa en la iglesia de Saint Mary the Virgin, en el condado de Norfolk, Inglaterra.

Como se recuerda, mediante un comunicado del palacio de Buckingham, la soberana aseguró que el príncipe Harry y Meghan Markle dejarán de recibir dinero de las arcas públicas tras su decisión de abandonar sus responsabilidades como miembros de la realeza británica.

"Los duques de Sussex dejarán de utilizar su título de alteza real ya que interrumpirán sus tareas como miembros de la Familia Real", indicó el comunicado, que precisó que la pareja está de acuerdo en pagar ciertos gastos recientes.

La reina Isabel II reapareció públicamente acompañada de su hijo, Andrew, quien también fue centro de polémicas para la Familia Real durante estos últimos meses. La monarca llegó a Norfolk vistiendo un abrigo de pata de gallo blanco y negro, en conjunto con un oscuro sombrero decorado con flores.

Su presencia en la misa de la iglesia de Saint Mary the Virgin fue esperada con una gran expectativa entre los ciudadanos y periodistas. La reina Isabel II caminó sonriente hasta ingresar a las instalaciones, por lo que, se deduce —por ahora— un momento de paz luego de las tensiones que vivió la Casa Real británica estos últimos días.

La reina Isabel II llegó sonriente a la misa de la iglesia de Saint Mary the Virgin, en Norfolk.
La reina Isabel II llegó sonriente a la misa de la iglesia de Saint Mary the Virgin, en Norfolk. | Fuente: AFP | Fotógrafo: LINDSEY PARNABY

PIERDEN TÍTULOS

El anuncio se dio tras una semana de intensas negociaciones en privado entre los principales miembros de la Familia Real británica y el príncipe Harry, mientras que Meghan permanecía en Canadá, donde regresó casi inmediatamente después de que ella y su esposo hicieran pública su decisión.

"Tras varios meses de conversaciones y de negociaciones más recientes, me complace anunciar que juntos hemos hallado una solución constructiva y que brinda apoyo a mi nieto y su familia" explicó en otro comunicado la propia reina Isabel II. “Estoy orgullosa de que Meghan se haya hecho parte de la familia tan rápido”, añadió sobre la actriz.

Con información de AFP.