Rosalía envía un sincero mensaje a la comunidad LGTBIQ+. | Fuente: Instagram

Lo de Rosalía no tiene precedentes. La cantante española, que empezó su carrera musical cantando flamenco, decidió fusionar el género en el que se especializa con los ritmos urbanos. Producto de ello nació “Con Altura”, tema que grabó junto al reguetonero J. Balvin, y que se convirtió en una de las mejores canciones del año de acuerdo con la revista Time.

“Malamente”, “Brillo” y “Aute Cuture” no dejan de sonar en la radio y, de momento, Rosalía recorre el mundo llevando su música a los festivales más famosos del mundo, entre ellos Coachella, Loolapalooza y Glastonbury.

Así, Rosalía ha aprovechado su éxito y llegada a los jóvenes para pronunciarse sobre temas importantes. Un ejemplo fue lo que hizo en su más reciente concierto en México, en el que la catalana aprovechó su tema “A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia” para colocarse un pañuelo verde en el brazo derecho, símbolo de la legalización del aborto legal, seguro y gratuito.

Algo similar ocurrió durante su presentación en Glastonbury, pues la intérprete de “Pienso en tu mirá” interrumpió su presentación para enviar un sincero mensaje de apoyo a la comunidad LGTBIQ+.

“Para mí Aute Cuture es una canción de celebración y poderío y creo que hoy es un día para estar orgulloso. Seas quien seas y ames a quien ames porque, ¿saben qué? Hay muchas formas de amar y ninguna es mejor que la otra. El amor es amor”, dijo la embajadora del flamenco ante las ovaciones del público.

NUEVO SINGLE

Rosalía no se detiene, pues a un mes de lanzar su tema “Aute Cuture” nos ha sorprendido con un nuevo single (con video incluído) de la canción “Fucking Money Man”, un tema en catalán que reflexiona sobre la disyuntiva amor odio que genera el dinero.

Para esta nueva producción la directora elegida fue Bárbara Farré, quien ganó este año el premio Gaudí al mejor cortometraje por “La última virgen”. Por su parte, los excéntricos outfits de la española estuvieron a cargo de la firma de moda Moschino.

¿Qué opinas?