Anahí de Cárdenas
La actriz peruana confesó sentirse feliz de haber culminado sus quimioterapias contra el cáncer de mama. | Fuente: Instagram | Anahí de Cárdenas

Anahí de Cárdenas realizó otra edición más de “Desayuno japonés” y se mostró feliz de haber terminado su quimioterapia para contrarrestar el cáncer de mama. Sin embargo, confesó que aún queda mucho camino por recorrer ya que aún no ha “ganado la guerra”:

“La vez pasada compartí un video de cuando hice sonar la campanita, si bien eso es un símbolo de que terminé la quimioterapia, aún no se ha acabado del todo el tratamiento, me quedan muchos años para decir que este tratamiento se ha acabado, pero es un símbolo de haber ganado una batalla en esta gran guerra y estoy muy orgullosa", expresó.

Sin embargo, comentó que ha sido un viaje largo, pero con el apoyo de sus seres queridos, la protagonista de “No me digas solterona 2”, ha podido salir adelante:

“Quiero agradecerles a ustedes que me han acompañado en esto, a mi familia, a mi novio y a mis amigos. Todos los días que recibí su cariño y apoyo fue muy importante para mí para seguir adelante”.

Ver esta publicación en Instagram

Ganamos una batalla de la gran guerra! Seguimos!

Una publicación compartida de Anahi De Cardenas (@anahidec) el

A pesar de querer hacer sus actividades como lo hacía normalmente, contó que hubo momentos en los que no tenía fuerza para nada:

“Esta semana ha sido muy dura, si bien terminé las quimioterapias, mi cuerpo estaba bastante golpeado. Traté de mantenerme activa, pero hubo un momento en que me dije que tenía que descansar. Sentía que la estaba pasando mal físicamente”, agregó Anahí.

Finalmente, la actriz y cantante nacional confesó sentir miedo después de terminar sus quimioterapias ya que en cada una acabó agotada y con el cuerpo descompuesto: “Siento como una introspección, de hecho, siento miedo, nervios y eso es parte de un proceso, pero hay que darle vuelta y ver el lado positivo... Comenzaré una nueva etapa hasta que al fin pueda decir que ya estoy ya”.