Este martes se define si el empresario y otros integrantes de la red delictiva afrontarán prisión preventiva mientras se realizan las investigaciones del Ministerio Público. | Fuente: Mininter / Referencial

Este martes a  las 5 p.m. se inició la audiencia en contra de los integrantes de la organización delictiva denominada Los Cuellos Blancos del Puerto, en la que presuntamente se encuentran inmersos abogados y empresarios, entre ellos Antonio Camayo, gerente general de Iza Motors.

Fue el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria del Sistema Especializado en Corrupción quienes fijaron el desarrollo de esta audiencia en la que se resolverá el pedido de 36 meses de prisión preventiva para Camayo y los otros integrantes de la red delictiva acusados por seis delitos, entre ellos tráfico de influencias, cohecho, entre otros ilícitos.

Los audios

Antonio Camayo saltó a las noticias políticas luego que se difundieran audios en los que magistrados del Callao y del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) lo mencionaban, incluyendo el suspendido juez supremo César Hinostroza, con quien protagonizó la mayoría de audios comprometedores.

Entre algunos de ellos, se presentaba como un cercano a Palacio de Gobierno, parlamentarios y en los que sirvió como una especie de nexo con el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo Picchotito.

Captura

La madrugada del 29 de julio, integrantes del Ministerio Público, acompañados por efectivos de la policía procedieron a realizar el operativo en que se capturó a 11 de los integrantes de Los Cuellos Blancos del Puerto, entre ellos Antonio Camayo, quien fue encontrado en su vivienda en el distrito de San Isidro.

Junto a Camayo fueron capturados Mario Mendoza Ríos, Nelson Reynaldo Aparicio Beizaga, Juan Antonio Eguez Beltrán, José Luis Cavassa Roncalla, Verónica Esther Rojas Aguirre, Jacinto César Salinas Bedón, Víctor Maximiliano León Montenegro, John Robert Misha Mansilla, Mario Américo Mendoza Díaz, Carlos Antonio Parra Pineda y Gianfranco Martín Paredes Sánchez.

Todos ellos fueron conducidos tras su detención hacia la sede de la Prefectura en el Centro de Lima donde quedaron retenidos durante 15 días mientras se realizan las investigaciones por los casos de corrupción que afrontan, esto de acuerdo a información del Ministerio Público.

Defensa

Ocurrida su captura, el abogado de Camayo, Humberto Abanto indicó que su patrocinado era víctima de “lapidación mediática provocada por el Ministerio Público”, luego de haber sido presentado como un “operador logístico” de una organización criminal.

Incluso indicó durante una entrevista que el gerente general de Iza Motors “no hizo otra cosa que pagar almuerzos y prestar su casa para reuniones”, lo que no es calificado como delito.

¿Qué opinas?