Casi el 40% de los peruanos arroja su basura en ríos, lagos o botaderos ilegales, afirma el Minam

A diario los peruanos producimos más de 21 mil toneladas de basura, según el Ministerio del Ambiente. Ante la falta de espacios adecuados para depositar residuos sólidos y el acelerado crecimiento urbano, se busca promover el principio de economía circular.

Apenas el 1% de los residuos municipales que se generan a nivel nacional se están recuperando.
Apenas el 1% de los residuos municipales que se generan a nivel nacional se están recuperando. | Fuente: Andina

Más de 20 años han transcurrido desde que se promulgó la Ley General de Residuos Sólidos en el Perú, pero la limpieza pública continúa siendo uno de los problemas más graves a nivel ambiental. Así lo percibe el 26.6% de la población de Lima y Callao, según revela un informe publicado por Lima Cómo Vamos en el 2021.

Esto se origina principalmente por no contar con un buen sistema de manejo de residuos y no gestionarlos ambientalmente de manera correcta, lo que ocasiona que se conviertan en basura que al final llegan a nuestros mares, ríos o lagos y lagunas, contaminándolos.

Crecimiento urbano y de basura simultáneos

El Ministerio del Ambiente (Minam) advertía en el 2017 que, con el aumento de habitantes urbanos, —que representa a más del 75% de la población— cada día se iba a generar más basura en la ciudad. En ese mismo año se producían 18 mil toneladas de basura a diario, pero la cifra actual supera las 21 mil toneladas.

“En el país, sus 32 millones de habitantes producen diariamente más de 21 mil toneladas de residuos sólidos por día, lo que comúnmente se conoce como basura. Ya sean residuos domiciliarios o de los servicios comerciales en los mercados, cada una de las personas que habitan el país produce, en promedio, 800 gramos de basura por día”, explica Edgar Romero, director general de Gestión de Residuos Sólidos del Minam. De estos desechos, más de la mitad es materia orgánica como vegetales y alimentos.

El funcionario agrega que únicamente el 60% de la población dispone sus residuos en rellenos sanitarios, las infraestructuras municipales autorizadas para el recojo de basura. En contraparte, casi el 40% del Perú deposita su basura en ríos, lagos, quebradas, mares o los más de 1,600 botaderos a nivel nacional, espacios ilegales donde los desechos no tienen ningún tipo de tratamiento ni manejo, señaló.

Economía circular ante la falta de rellenos sanitarios

Romero precisa que, en todo el Perú, solamente se dispone de 65 rellenos sanitarios cuando son 190 los estimados para cubrir las necesidades del país. Departamentos como Arequipa y Tacna no cuentan con estos espacios, en Maynas (Loreto) tienen un relleno sanitario “El Treinta” que está saturado y sin mantenimiento y otras regiones no ocupan su máxima capacidad, lo que termina por comprometer la salud pública del distrito.

Con un déficit de más de 120 rellenos sanitarios, el funcionario del Minam sostiene que la prioridad del sector ahora es la valorización de los residuos tanto orgánicos como inorgánicos dentro del principio de economía circular que vienen promoviendo. Por ejemplo: los residuos orgánicos pueden ser utilizados como compost (o transformados en abono) para la ampliación de áreas verdes, mientras que los residuos inorgánicos como papeles, cartones o plásticos pueden ingresar a un proceso de industrialización, con la finalidad de minimizar el impacto negativo en el medio ambiente.

La predecesora de Romero en su actual cargo, Sonia Araníbar, señaló que apenas el 1% de los residuos municipales que se generan a nivel nacional se están recuperando. Esta baja cifra, sin embargo, puede revertirse mediante los acuerdos de producción limpia (APL), compromisos de empresas peruanas para la transformación de sus residuos, así como la adopción de procesos de innovación y la implementación de programas educativos para fomentar una cultura ambiental en la población.

Ciudades con Futuro es una campaña organizada por RPP que busca promover la necesidad de ver a nuestras ciudades como espacios en los que podemos mejorar nuestra calidad de vida a través del cuidado del medio ambiente, la promoción de la economía circular y el impulso de una movilidad sostenible.

Como parte de nuestro compromiso por fomentar una ciudadanía consciente de su impacto en el medio ambiente, animamos a nuestros lectores a medir su huella de carbono haciendo clic aquí.