El alcalde consideró como una burla que el centro de salud no esté operativo después de un año de su inauguración. | Fuente: Cortesía

Desde su confinamiento, el alcalde del centro poblado Portada de la Sierra en la provincia de Pacasmayo, Wilder Flores Miranda, invocó a las autoridades poner en funcionamiento el puesto de salud de su comunidad inaugurado hace un año.

La autoridad señaló que padece COVID-19 y que para conseguir un medicamento, los ciudadanos deben acudir hasta el distrito de San José pagando entre 20 a 30 soles una mototaxi para el traslado.

“El 1 de octubre de 2019 iba a funcionar (el centro de salud), pero pasaron los meses y nada. Solo pedimos un médico, una enfermera y una obstetra, que no nos dejen abandonados. Yo me veo obligado a grabarme en video, para pedirle a las autoridades que habiliten el puesto”, dijo el burgomaestre.

El alcalde cumple en este momento con el aislamiento respectivo, pero esto no fue impedimento para que realice un video y haga público su pedido.

"Fue una burla hacia mi comunidad y las personas que sufrimos y carecemos de una educación. Señores no nos engañen con un puesto de salud construido que hoy esté cerrado y la gente lo necesite, y ahora equipado y abandonado", refirió.

Dicha obra tuvo una inversión de 1 millón 188 mil soles y en octubre fue inaugurada. La autoridad refirió que en la parte posterior hay una cancha de fulbito, donde los jóvenes lanzan la pelota y rompen vidrios y focos, pero nadie los puede controlar.

En la provincia de Pacasmayo, mil 477 personas han dado positivo al nuevo coronavirus y 115 han fallecido a causa de enfermedades relacionadas a la COVID-19, según la Sala Situacional del Gobierno Regional.