Sin embargo, un camión que llevaba cerca de 400 bolsas, se retiró por un camino distinto, y logró salir de Tumán y llegar a Chiclayo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque

La salida de más de 2 mil bolsas de azúcar de la fábrica Tumán, que iba a ser vendida para pagar los salarios atrasados de los trabajadores que se mantienen en pie de lucha, se frustró este último sábado 18 de agosto, tras una intervención de la policía sectorial.

El sindicato de trabajadores había firmado un acta con el señor Jorge Monsalve Salcedo, con quien la empresa tiene una deuda y bajo la modalidad de embargo pretendía retirar el producto. Sin embargo, las acciones quedaron paralizadas porque faltaba la emisión de una Resolución judicial que de conformidad al hecho.

Nubi Uriarte Jiménez, dirigente de Tumán, dijo que la policía advirtió que esta azúcar debía depositarse en un almacén del juzgado y por ello todo quedó sin efecto.

“Habíamos hecho un arreglo con la finalidad de pagar, dos meses de salarios.  Habíamos decidido bajo la dirección del SUTEATSA, teníamos un inconveniente con el señor Monsalve que tenía un embargo y con el hemos firmado un acta, para que el saque el azúcar, y le íbamos a vender y le pagaríamos un tope. Sin embargo, la policía sale con un documento que esa azúcar debe depositarse en un almacén, del cuarto juzgado y no está dejando en el aire”, indicó.

Los dos tráiler quedaron estancados en una zona privada de la empresa y se optó por regresar el azúcar a la fábrica, hasta que se normalice esta situación. Sin embargo, un camión que llevaba cerca de 400 bolsas, se retiró por un camino distinto, y logró salir de Tumán y llegar a la ciudad de Chiclayo.

En medio de estos incidentes, la policía intervino a una persona en medio de los cañaverales en una actitud sospechosa, por lo que fue puesto a disposición de la comisaría sectorial, para las diligencias de Ley.

Nubi Uriarte Jiménez, dirigente de Tumán. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque
¿Qué opinas?