El balón de gas boliviano se vende a 35 soles. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Blas Condori

En el distrito fronterizo de Desaguadero, provincia de Chucuito, en la región Puno, un balón de gas está 50 soles y su competencia, el gas boliviano, 35 soles, según constató RPP en un recorrido por las distribuidoras y los comercios de la zona.

Los distribuidores de gas precisan que solo los beneficiarios del bono de 20 soles del Fondo de Inclusión Social Energético (FISE) compran el gas peruano, ya que solo deben aportar 30 soles de su bolsillo. El resto de la población opta por el gas de contrabando boliviano, según los comerciantes.

"¿Por qué está tan caro el gas, 50 soles? ¿de dónde vamos a sacar para comprarlo?... Tenemos ayuda, un vale (FISE)... Antes comprábamos con 14 soles, ahora con 30 soles.... (Si no tuvieran el vale) cocinaríamos con leña", comentó una señora proveniente de Zepita.

Los clientes pidieron a través de RPP que los precios se estabilicen porque ellos son agricultores y sus ganancias "no aumentan" a la par de los precios de los productos de primera necesidad.

"Los víveres de primera necesidad, el azúcar, el arroz... Todo ha subido. En cambio, nuestros productos, la papa, la quinua, no. Treinta y cinco soles, la arroba; la papa, 15 soles... Entonces estamos bien indignados", señaló la señora Eliana Quispecalle, mientras compraba un balón de gas peruano.

Desaguadero
Un balón de gas boliviano se vende a 35 soles en el distrito fronterizo. | Fuente: RPP

Frontera sin control

Según las personas de la zona, el gas boliviano ingresa por la frontera sin que nadie lo pueda impedir, pese a que el puente internacional y otros accesos están cerrados desde el inicio de la pandemia por la COVID-19.

En pequeñas lanchas, decenas de personas cruzan el río Desaguadero a diario, del lado peruano al boliviano. Esta escena, el viernes 10 de setiembre, incluso fue observada por cinco policías peruanos y según el subprefecto Marco Antonio Escobar, no pueden intervenir porque es incontrolable.

En pequeñas lanchas, decenas de personas cruzan el río Desaguadero del lado peruano al boliviano. | Fuente: RPP

"La frontera está cerrado en el puente Internacional, pero ilegalmente (pasan) por los botes. Es incontrolable. Como se ha hecho la reactivación económica, no se puede controlar al respecto. La frontera es amplia, no solamente es el distrito de Desaguadero, hay Yunguyo, Kelluyo. Por todo lugar hay eso de estar pasando ilegal", señala.

En la frontera con Bolivia solo el puente Internacional de Desaguadero permanece cerrado, con resguardo policial y sin el habitual flujo de personas que se trasladaba de un lugar a otro antes de la pandemia. Solo pasan camiones con mercadería.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.