Kenji Fujimori: los enfrentamientos en Fuerza Popular que llevaron a su renuncia

El congresista mantuvo abiertas discrepancias con los miembros del partido que lidera su hermana Keiko Fujimori desde los tiempos de la campaña electoral del 2016.
Kenji Fujimori renunció a Fuerza Popular tras varios meses de cuestionar a sus colegas | Fuente: Foto: Agencia Andina

Kenji Fujimori renunció a Fuerza Popular tras varios meses de fuertes enfrentamientos con integrantes de esa agrupación. Su salida es el corolario de una marcada rivalidad con legisladores y dirigentes del partido que tiene como presidenta a su hermana Keiko.

Las polémicas se iniciaron antes de las elecciones de 2016, que marcaron la segunda derrota de Keiko Fujimori en su aspiración presidencial y el arribo del fujimorismo al Congreso como mayoría absoluta, con 72 parlamentarios electos.

Los primeros roces

En diciembre del 2015, la evaluación de la lista de los candidatos al Congreso provocó un cruce de declaraciones entre Kenji Fujimori y José Chlimper, integrante de la plancha presidencial del partido. El primero cuestionaba que se ponga en observación a los históricos Luisa María Cuculiza, Martha Chávez y Alejandro Aguinaga y el segundo aclaró en una declaración pública que Fujimori no era un vocero oficial. "En un Fujimorismo democrático y tolerante las opiniones críticas son tan importantes como las oficiales", cuestionó luego el menor de los Fujimori en Twitter. Cuculiza, Chávez y Aguinaga quedaron fuera de la lista.  

El 24 de abril de 2016, cuando faltaban dos meses para disputar la presidencia en segunda vuelta con Pedro Pablo Kuczynski, Keiko Fujimori, aseguró que en el 2021 "no habrá ningún candidato (presidencial) que se apellide Fujimori". A la mañana siguiente, su hermano Kenji la contradijo con un tuit. "La decisión es mía: sólo en el supuesto negado que Keiko no gane la presidencia yo postularé el 2021", escribió. Un día después Keiko Fujimori rechazó "cualquier intento de alterar los procesos de elección interna con la autoproclamación de una candidatura 5 años antes de una elección", en un pronunciamiento público.  Días después Kenji Fujimori pidió disculpas por sus expresiones en una carta interna dirigida a su hermana. 

Otra polémica entre Kenji y Fuerza Popular se dio tras su inasistencia a votar en la segunda vuelta, un gesto que fue muy comentado en las redes sociales y que no fue tomado a bien por un sector del fujimorismo.

Tras un primer año sin sobresaltos, el nombre de Kenji Fujimori comenzó a generar polémica dentro de su propia bancada. 

Comisión Sodalicio

La primera gran confrontación en el Congreso se dió en marzo de 2017. En un furibundo tuit, el congresista criticó que no se aprobara investigar las denuncias de abusos sexuales cometidos en el Sodalicio de Vida Cristiana y criticó que el pedido se archivara con el voto de Fuerza Popular. "¡Nauseabundo! No se debe blindar a un presunto abusador sexual", señaló a través de su cuenta de Twitter.

El parlamentario incluso acusó a su bancada de no haber sometido a un debate el tema al interior de Fuerza Popular, dando a entender que la decisión de su grupo parlamentario lo tomó por sorpresa. En respuesta congresistas como Daniel Salaverry y Héctor Becerril lo criticaron por ventilar sus desacuerdos fuera de la bancada y por una supuesta falta de compromiso con el grupo parlamentario. "Alguien que se considera líder del partido por lo menos iría a las sesiones de bancada, iría al Congreso como lo hacen todos los congresistas", dijo Becerril a RPP. 

 

Ley de arresto domiciliario que beneficiaba a Alberto Fujimori

La propuesta legislativa que buscaba dar prisión domiciliaria a reos mayores de 75 años generó una nueva discrepancia entre Kenji y su bancada. La iniciativa, presentada por el congresista Roberto Vieira, beneficiaba directamente al exmandatario Alberto Fujimori; sin embargo, fue archivado por la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso el 9 de mayo de 2017. 

Integrantes del grupo parlamentario, que tenía mayoría fujimorista, archivó el proyecto legislativo con el argumento de que tenía "nombre propio" en alusión al preso expresidente Alberto Fujimori. Según la bancada, esta era la posición que compartía la familia del expresidente. Poco antes, Kenji Fujimori había dicho que "ha llegado el momento" de que Fuerza Popular "asuma de manera más activa la lucha para poder lograr la libertad" de su padre.

 

Kenji: ¿a quién se comerán los leones?

En junio de 2017, luego de la invitación que hizo el Congreso al entonces ministro de Economía Alfredo Thorne, Kenji Fujimori utilizó sus redes sociales para pedir que esta presentación no impida que se traten otros asuntos como el proyecto de ley a favor de los "ganaderos lecheros" en el marco de la polémica generada por el caso 'Pura Vida'.

Horas después,  calificó al Congreso de la República como un "coliseo" y cuestionó que la historia "siempre se repita". Además, compartió la imagen del libro 'Los asesinos del emperador' de Santiago Posteguillo. Pero lo que más llamó la atención fue la siguiente pregunta: "¿A quién se comerán los "leones"?".

Proceso disciplinario y primera suspensión

El 4 de julio 2017, en una reunión a la que asistió Keiko Fujimori, la bancada de Fuerza Popular acordó abrir proceso disciplinario a Kenji Fujimori por considerar que sus expresiones en Twitter afectaban a la unidad de dicho grupo. Dos semanas después, en un pronunciamiento ante la prensa le bancada anunció que se suspendía 60 días al congresista, por sus inconductas reiteradas, permanentes y planificadas" contra su bancada. El falló también señalaba que los actos del menor de los Fujimori "tuvieron una repercusión negativa a nivel nacional y generaron un grave daño a la imagen del grupo parlamentario".

El comité informó que los "diversos mensajes emitidos" a través de la cuenta de Twitter de Kenji Fujimori vulneraron el artículo 21 del reglamento del grupo "que sanciona a) los actos contra la unidad; b) los actos contra la fraternidad; y c) los actos contra los principios, valores y normas de este conjunto".

Además, se le exhortó a que "durante dicho tiempo de suspensión, reflexione sobre la importancia del cumplimiento de los principios de compromiso, cohesión, coherencia y democracia presentes siempre en Fuerza Popular". 

'Ley mordaza'

En septiembre de 2017, luego de que el Tribunal Constitucional declarara inconstitucional la Ley Antitransfuga, promovida por Fuerza Popular, el congresista fujimorista Daniel Salaverry presentó una propuesta legislativa que planteaba que los parlamentarios no agrupados puedan formar parte de lo que se llamaría una "bancada mixta". Kenji Fujimori se opuso a esta iniciativa que calificó como 'Ley mordaza' y, en señal de protesta, durante el debate de la norma, se puso una cinta negra en la boca en forma de cruz y permaneció callado todo el tiempo que le asignó asignado para su intervención. 

Segunda suspensión

A fines de septiembre de 2017, la bancada de Fuerza Popular notificó a Kenji Fujimori sobre el segundo proceso disciplinario iniciado contra él por publicar un artículo en un semanario, además de emitir mensajes en Twitter y por haberse cubierto la boca con una cinta en el pleno del Congreso cuando se debatía una nueva ley contra el transfuguismo planteada por su propia bancada.

Según el documento, el hijo menor de Alberto Fujimori reincidió y persistió en "inconductas" que transgreden normas y principios de la bancada. Ello, pese a que él ya había sido sancionado con una suspensión de 60 días por un primer proceso disciplinario. Tras esto, el 28 de noviembre, el Comité Disciplinario decidió suspender por un periodo de 120 días al congresista de sus funciones como legislador de este grupo político.

 

En contra de la vacancia y enfrentamientos con sus colegas

El hijo del expresidente Alberto Fujimori fue uno de los diez congresistas de Fuerza Popular que decidieron abstenerse ante el pedido de vacancia de Pedro Pablo Kuczynski. Al final, estos votos, contrarios a los de la postura oficial de su partido, fueron vitales para decidir el futuro de PPK.

Durante el debate se registró un tenso diálogo entre el fujimorista Héctor Becerril y su compañero de bancada Kenji Fujimori, mientras en el Hemiciclo se continuaba debatiendo la moción de vacancia presentada en contra del presidente Kuczynski.

Imágenes mostraron a Becerril con el ánimo exaltado, conversando en los pasillos con el menor de los Fujimori, quien anunció horas antes que se abstendría en la votación. A esa altura de la noche, el fujimorismo no tenía los votos necesarios para sacar a PPK de Palacio de Gobierno.

También fue increpado  por su amigo y colega de bancada Miguel Torres, a quien las cámaras de televisión captaron apuntando con el dedo a Kenji Fujimori en reiteradas ocasiones mientras le realizaba una serie de reclamos de forma exasperada. Finalmente, la vacancia no alcanzó los votos suficientes y Kenji Fujimori celebró el resultado en el hemiciclo junto a Bienvenido Ramírez y Maritza García, congresistas de su bancada que también votaron en abstención. 

Kenji Fujimori arremete contra asesores de Fuerza Popular

Tres días después de que fracasara el pedido de vacancia, Kuczynski indultó al expresidente Alberto Fujimori. Los opositores a este perdón y los propios fujimoristas leales a Keiko Fujimori, comentaron que se trató de un ‘negociado’ entre Kuczynski y Kenji Fujimori, afirmación negada por ambos. 

En medio de la evidente crisis interna de Fuerza Popular, Kenji Fujimori azuzó más los ánimos criticando en Twitter a los asesores de su hermana. El menor de los Fujimori indicó que tanto Pier Figari como Ana Hertz de Vega habían conspirado en contra de la excarcelación de su padre Alberto Fujimori

"Los señores Pier Figari y Ana Hertz de Vega han conspirado por años, sistemáticamente, contra la libertad de Alberto Fujimori. Hoy, ambos en la sombra continúan atentando contra la gobernabilidad del país. Ellos son el problema. Reconciliación=reestructuración", indicó el congresista.

Expulsión de la bancada: Avengers

El 9 de enero último la bancada de Fuerza Popular aprobó por unanimidad abrir proceso disciplinario contra los 10 congresistas liderados por Kenji Fujimori que se abstuvieron de votar contra la vacancia de Pedro Pablo Kuczynki (PPK).  A fines de ese mismo mes el Comité Disciplinario resolvió expulsar al hermano de Keiko Fujimori, a Bienvenido Ramírez y a Maritza García, los principales voceros del bloque rebelde. En respuesta, la facción a la que Kenji apodó ‘Avengers’ –referencia a los superhéroes de Marvel- anunció un día después su “renuncia irrevocable” a la bancada y su intención de conformar una nueva, según indico el menor de los Fujimori, después de “que se tumben la Ley Mordaza que viola nuestros derechos”.

Al grupo de los 'Avengers' quedó integrado por Kenji Fujimori, Maritza García, Bienvenido Ramírez, Marita Herrera, Guillermo Bocángel, Estelita Bustos, Sonia Echevarría, Clayton Galván, José Marvin Palma y Lizbeth Robles. El 20 de febrero, el congresista por Puno, Lucio Ávila, se unió al bloque tras renunciar a la bancada de Fuerza Popular. 

Kenji renuncia tras declaraciones de Barata

Pese a que meses atrás había asegurado que nunca se iría de Fuerza Popular, el último jueves Kenji Fujimori sorprendió a todos al anunciar su renuncia tras conocerse la declaración del empresario Jorge Barata respecto de un supuesto aporte a la campaña presidencial de su hermana.

"Con mucha tristeza, tengo el deber de renunciar al Partido Fuerza Popular. El sacrificio de tantas personas por el fujimorismo en todo el Perú, hoy se ve empañado por unos pocos. No dudo de mi hermana, pero el partido ya no tiene autoridad moral. El amanecer,sin embargo, llegará", tuiteó. 

0 Comentarios
¿Qué opinas?