Bancadas en el Congreso presentaron proyectos de ley. | Fuente: Foto: Minsa

En el marco del Estado de Emergencia por la COVID-19, la bancada del Frente Popular Agrícola Fía del Perú-FREPAP presentó el PL N°5251 "que dispone la accesibilidad de medicamentos genéricos para tratamiento de COVID-19 y garantiza su disponibilidad inmediata y oportuna".

La iniciativa legislativa de la congresista y vocera del Frepap, María Teresa Céspedes, busca establecer un marco legal que promoverá, de forma obligatoria, el abastecimiento de medicamentos genéricos de Denominación Común Internacional para tratamiento de COVID-19 y otras pandemias.

De acuerdo con la propuesta, se busca impactar de manera positiva en el precio para la población y en respeto del libre mercado. Los medicamentos para el tratamiento del coronavirus entrarán al listado de Medicamentos Esenciales de bajo Denominación Común Internacional y regirá en farmacias, boticas y servicios de farmacias del sector privado.

Según la norma planteada, las entidades que falten a la norma tendrán como sanción desde el pago de una multa de hasta 8 Unidades Impositivas Tributarias (UIT) y, de ser reiterativa la falta, se sancionará con el cierre temporal o permanente del su local.

Frente Amplio plantea garantizar "precios justos"

Por su parte, la bancada del Frente Amplio presentó el Proyecto de Ley N°5211, cuyo propósito es garantizar "los precios justos" de los medicamentos en medio de la actual cuarenta.

El parlamentario Absalón Montoya, autor de la iniciativa, consideró que se debe acabar "con los abusos de las farmacias que ponen el precio a los medicamentos de manera arbitraria" en tiempos de emergencia.

El objetivo central del proyecto de ley es la regulación de precios de medicamentos de primera necesidad con el propósito de garantizar el libre acceso a medicamentos y la protección de la salud de la población en estado de emergencia sanitaria.

"El Frente Amplio considera que debe garantizar la ley en el sentido de que el Estado promueve el acceso universal a los productos farmacéuticos, dispositivos médicos y productos sanitarios como componente fundamental de la atención integral en salud, particularmente en las poblaciones menos favorecidas económicamente", señala.

Finalmente, el grupo parlamentario sostiene que los servicios de farmacia públicos están obligados a mantener reservas mínimas de productos farmacéuticos esenciales disponibles de acuerdo con su nivel de complejidad y población en general.