Personas afines a Daniel Salaverry trabajan en el Congreso. | Fuente: Foto: Congreso

Extrabajadores de la empresa de Daniel Salaverry, hermanas de sus asesores, así como la novia de uno de estos, ingresaron a trabajar al Congreso de la República desde que Salaverry asumió la presidencia del Parlamento, según reveló Panorama.

El programa dominical informó  que dos personas vinculadas a la constructora DSV, que fundó el congresista junto a su padre, ingresaron a trabajar al Parlamento durante su gestión. Se trata del ingeniero Wilder Narro Martos y de Luis Calderón Carvajal, quien se ha desempeñado como asesor del congresista.

A mediados del año pasado Calderón Carvajal fue retirado del cargo por los cuestionamientos que generó su cercanía con Salaverry. Sin embargo, según Panorama, esta persona regresó a trabajar en el Parlamento, esta vez en el área de Servicios Generales.

Otro caso es el de Ángela Aliaga Castillo, hermana de César Aliaga Castillo, asesor principal de Daniel Salaverry, quien desde octubre del año pasado trabaja en la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento.

María del Carmen Abad Álvarez, quien es pareja de Víctor Medina, asesor de Salaverry, trabaja actualmente en la Dirección General de Administración y fue contratada a los dos meses de que Salaverry asumiera la presidencia del Congreso.

Otro caso es el de Henry Rodríguez Villanueva, actual seguridad del Congreso, quien fue barrista de club Carlos Mannucci desde que Salaverry fue presidente de este club trujillano. Un caso similar es el de Neil Terrones, también actual seguridad del Parlamento.

"El Congreso no puede ser agencia de empleos"

En febrero de este año, el presidente del CongresoDaniel Salaverry, anunció que su gestión decidió no renovar los contratos de “un número importante” de trabajadores dentro del Parlamento que eran militantes de Fuerza Popular.

Según explicó, las planillas dentro del Legislativo se están sincerando a fin de lograr que este poder del Estado sea más eficiente. Comentó que desde ahora se realizará un concurso público de méritos en convenio con una universidad para ingresar a trabajar al Congreso.

“Estamos sincerando las planillas. El Congreso no puede ser agencia de empleos del partido de turno, eso se tiene que acabar (…) En marzo estamos lanzando un concurso público porque se acabó el tarjetazo y padrinazgo. Ya no entrará a trabajar al Congreso gente porque viene recomendada por alguien”, comentó Salaverry al dominical Cuarto Poder.

Ante la posibilidad de que estos trabajadores puedan regresar al Parlamento, Salaverry comentó que, si logran pasar el concurso público, nada les impide volver a sus puestos de trabajo.

“Cuando se lance este concurso público, que va a ser absolutamente transparente porque va a ser llevado a cabo por una universidad prestigiosa, van a poder presentarse y si por sus méritos y su capacidad acceden a una plaza bienvenido sea”, dijo a RPP.

¿Qué opinas?