No seré cómplice de la muerte de nadie, voy a trabajar por la verdad, la razón y la dignidad de todos los peruanos, por Rafael López Aliaga

El derecho a la vida es fundamental (lo dice la Constitución del Perú) si lo negamos estamos atentando contra cualquier otro derecho.

Redacción

COMPARTE

En Renovación Popular queremos trabajar por un país justo y libre, nos oponemos a ideologías que incluyen como solución para abordar un problema social, la muerte de un ser humano. La historia nos enseña que nunca se ha terminado un problema eliminando vidas, matando a algunos para que otros resuelvan su problema. Mucho menos, como pretenden hacernos creer, imponiendo legalmente un supuesto nuevo "derecho" de algunos a eliminar (matar) la vida de seres vulnerables e inocentes, todos los seres humanos una vez concebidos tenemos derecho a nacer, no somos propiedad de nuestra madre ni de nuestro padre.

Cuando por motivos extremos, los padres o la madre, no pueden criar a un niño concebido pueden darlo en adopción, esta instancia sí requiere la intervención del estado para garantizar las mejores condiciones de acompañamiento y asistencia para la mamá y el niño. Como presidente, voy a crear centros de contención, que brinden atención médica y psicológica, para el acompañamiento de las embarazadas que quieran dar en adopción a los niños por nacer.

De ninguna manera puede ser función del estado trabajar en políticas tendientes a negarle la vida a seres frágiles y vulnerables.

Sobre la eutanasia, cuando damos lugar a una excusa para eliminar una vida humana, siempre aparecerán razones para quitar del medio a un ser humano que molesta, siempre puede aparecer algún argumento para intentar borrar una vida humana: porque tiene alguna discapacidad, porque es demente, porque está deprimido, porque es anciano, porque es deforme, porque no sirve al sistema, porque es peligroso…

Como nos decía el Papa Francisco, ¿es justo ‘quitar’ una vida humana para resolver un problema?

No es posible que ninguna persona, institución o gobierno considere que tiene derecho a quitarle la vida a alguien.

En cuanto a las uniones de personas del mismo sexo, creo en que efectivamente debieran tener cierta cobertura legal: vamos a trabajar en una ley de convivencia civil, ya que estas personas tienen derecho a estar cubiertas legalmente. 

Otros atentados contra la vida

Hay también otras faltas de respeto a la vida, por ejemplo, tantas zonas del Perú en las que millones de personas aún no cuentan con la debida asistencia de salud para acceder a una atención médica adecuada; o el deficiente estado de algunos hospitales, la violencia y la inseguridad que se padece en las calles, la mala alimentación de tantos niños, y demás formas de desprecio a la vida humana…si el estado, en lugar de enfrentar esos graves problemas sociales, opta por atentar contra la vida, no hace más que agregarle muerte a este panorama desolador.

En Renovación Popular buscamos apuntar más alto y sostener un profundo respeto por la dignidad de los más débiles en toda circunstancia. Estoy seguro que podemos resolver los problemas sin arrancarle la vida a un inocente, la lógica de la muerte sólo provoca más muerte y tristeza. 

Mi compromiso es trabajar para encontrar una solución desde la verdad, la razón y la dignidad de todos los peruanos.

Rafael López ALiaga es el candidato de Renovación Popular.
Rafael López ALiaga es el candidato de Renovación Popular. | Fuente: Difusión

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.