Sí es posible hacer empresa, respetando los derechos laborales, por Andrés Alcántara

Aumentaremos el sueldo mínimo para mejorar la calidad de vida.

Redacción

COMPARTE

Con Democracia Directa cambiaremos el modelo económico neoliberal para crear empleo decente, transformando la estructura productiva del país, de una economía primario-exportadora a una diversificada e industrializada de alto valor agregado, mediante un Plan Nacional de Industrialización y Diversificación Productiva del país y una agresiva política de generación de trabajo, con el objetivo de generar 3 millones de empleos para terminar con la desocupación.

Crearemos el PROGRAMA DE PROMOCIÓN DEL TRABAJADOR INDEPENDIENTE (PROTIP), mal llamado “informal”, asignando un fondo de financiamiento con un monto inicial de 10 mil millones de soles; asistencia técnica para la elaboración de planes de negocio y mejora de sus procesos; y, acceso a mercados garantizando la compra de sus productos a través de las diferentes entidades del Estado. El propósito de este programa es generar empleo para 3 millones de desocupados, estimulando la formalización escalonada para garantizar que al cabo de 5 años, el 100% debe estar formalizado.

Revisaremos y renegociaremos los contratos con las empresas transnacionales y corporaciones nacionales en los sectores de la minería, gas y petróleo que sean lesivos al interés nacional, buscando establecer condiciones favorables a los peruanos, eliminado cláusulas abusivas como “depreciación anticipada” y devolución de impuestos.

Se distribuirán las utilidades antes de impuestos generadas por las empresas privadas de manera justa y equitativa, de la siguiente manera: 40% para los accionistas o propietarios, 30% para el Estado y 30% para los trabajadores.

Elaboraremos un Plan de Reactivación y Fortalecimiento del Agro, en especial de la pequeña agricultura familiar; para lo cual el fondo Agroperú debe disponer inicialmente de mil millones de soles para el otorgamiento de créditos a tasas de interés preferenciales; constitución de núcleos ejecutores por 500 millones de soles para la limpieza de canales, drenes y bocatomas, esperando generar 100 mil empleos temporales diarios; organizar mercados itinerantes; revisar el proceso de reconcentración de tierras; continuar con el Bono Rural de S/. 760 para coberturar a 1 millón de familias, entre otras, para alcanzar la soberanía alimentaria del Perú.

Anularemos en el sector público todo tipo de contratación laboral temporal, cuando se trata del desarrollo de actividades permanentes (contratos CAS y por terceros); y garantizaremos el respeto de los derechos laborales de los trabajadores.

Vamos a fortalecer el Ministerio de Trabajo, en especial SUNAFIL, para garantizar que todas las empresas cumplan con el respeto irrestricto de los derechos laborales, sancionando a los infractores, con la pérdida de beneficios tributarios y financieros y fuertes sanciones económicas.

En el caso del sector privado, vamos a proponer una ley laboral que reforma el decreto legislativo 728 para terminar con las 10 modalidades de contratos a plazo fijo que violan los derechos laborales, con el sugestivo nombre de “flexibilización laboral”.

Repetimos que, para exigir el cumplimiento de la ley, primero el Estado debe cumplirlas; hay que dar un buen ejemplo (se acabó el CAS y contratos por terceros).

No se requiere afectar el derecho de los trabajadores para fortalecer el sector empresarial, se puede conseguir muy buenos resultados, con inversión regulada desde el estado, dando condiciones para que mejoren sus ingresos y se mantengan en el mercado; pero es inaceptable que la solución sea “flexibilizar el empleo”, es decir reducir derechos laborales, para mejorar ingreso empresarial. Nosotros proponemos que, desde el gobierno vamos a impulsar un plan de mejora de la productividad centrado en apoyo financiero, apoyo en la innovación tecnológica y mecanismos de acceso al mercado; para mejorar ingreso, a cambio de garantía de derechos laborales.

Según Arizmendi …El salario mínimo vital tiene por objeto, asegurar al trabajador y a su familia, alimentación adecuada, vivienda digna, vestuario, educación, asistencia sanitaria, transporte, esparcimiento, vacaciones y previsión.  Es muy importante considerar este concepto, en un contexto político peruano, donde el estado traslada a los propios trabajadores la solución de sus problemas de salud, educación y seguridad

El aumento del sueldo mínimo en Perú, se determina en el Consejo Nacional del Trabajo. En el Perú el salario mínimo es de 930 soles (equivale a 255 dólares) y por diferentes motivos no ha subido desde marzo de 2018. Esta remuneración es totalmente insuficiente, en momentos de crisis, los costos por servicios y alimentos han subido casi al doble; proponemos que el sueldo mínimo sea para el 2021 de 1,500 soles y sea indexado a la inflación.

Andrés Alcántara es el candidato de Democracia Directa.
Andrés Alcántara es el candidato de Democracia Directa. | Fuente: Difusión

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.