Conmemoraciones y agendas de inversión | Fuente: Presidencia | Fotógrafo:

Descubre el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Después del referendo del 9 de diciembre el gobierno debe presentarle al país una agenda de reformas y de proyectos. Esperemos, que por su parte, la Justicia defina sus acusaciones y encause de la mejor manera a los responsables del caso más grave de corrupción de nuestra historia reciente. Si se aprueba la primera pregunta del referendo será necesario implementar rápidamente la Junta Nacional de Justicia, para revocar, nombrar y ratificar a jueces y fiscales. Los plazos de la Justicia son más largos que los proyectos del Ejecutivo, que deben generar beneficios concretos a la población.

Por eso es importante que el gobierno haya lanzado la llamada Agenda del Bicentenario, para la que se ha previsto un presupuesto total de 35,000 millones de dólares, es decir más que lo programado para la Reconstrucción con cambios de las regiones afectadas por el Niño costero. El presidente Martín Vizcarra y la ministra de Cultura han precisado en Ayacucho que la Agenda del Bicentenario incluye más de 100 obras emblemáticas en las 24 regiones de nuestro país. La titular de Cultura, Patricia Balbuena, es la encargada por el gobierno de coordinar el diseño y la ejecución de obras que tienen que ver con infraestructura, aeropuertos, hospitales, museos y otros espacios públicos.

Las obras de la independencia 

El Perú celebró el cincuentenario de su Independencia bajo la presidencia de José Balta con la creación del Parque y el Palacio de la Exposición, que fue sede de la primera exposición en la capital de la producción de las provincias. El centenario fue celebrado por el presidente Augusto Leguía, que creó la Plaza San Martín, la Avenida Arequipa y numerosas inversiones en Lima y otras ciudades. El sesquicentenario le dio ocasión al General Juan Velasco de construir la carretera de los Libertadores, pero también de realzar el papel de Túpac Amaru y de publicar una colección de libros y documentos que sigue siendo una referencia en materia de Independencia.

El presidente Vizcarra dijo desde su primera entrevista en RPP que la conmemoración del bicentenario debe aspirar a dejar un legado social y cultural, que nos haga tener una relación más fructífera con nuestra historia, es decir a promover el orgullo de lo que hemos logrado como país. Sin embargo, la experiencia de todas las grandes conmemoraciones (el Bicentenario de Estados Unidos en 1976, la Revolución Francesa en 1989 y el Encuentro de dos mundos en 1992) muestra que ellas han dejado obra física y edificaciones que refuerzan la memoria colectiva de los respectivos países. Conocidas las dificultades para completar los expedientes técnicos y llevar a cabo las licitaciones, resulta indispensable que la Agenda del Bicentenario defina sus prioridades y acelere el complicado proceso de realizarlas.

A cien años del fin de la Primera Guerra Mundial

A propósito de aniversarios, conviene sacar por lo menos tres lecciones de la manera como se ha conmemorado, el día de ayer, el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. 1) Más de sesenta Jefes de Estado se reunieron en París, entre ellos herederos de los vencedores y de los vencidos. Así, el anfitrión Macron y Donald Trump , estuvieron al lado de dirigentes de países que aparecieron como consecuencia del desmembramiento de los imperios derrotados: el austro-húngaro, el otomano, el alemán y en cierta medida, el ruso. 2) Macron propuso también una explicación del origen de la guerra: el nacionalismo que se nutre del odio a otros, lo que según el presidente francés es lo contrario del patriotismo. 3) Reforzar la democracia garantizando la independencia de las instituciones: la guerra suele ser la tentación de gobernantes populistas que se sustraen al control de otros poderes del Estado.

Las cosas como son

¿Qué opinas?