Rodolfo Orellana
En marzo de 2017, Rodolfo Orellana fue sentenciado a seis años de prisión y al pago de una reparación civil de 80,000 soles por la creación de la Cooperativa de Ahorro y Crédito para Empresas Exportadoras (Coopex), con la que estafó al Estado a través de la emisión de cartas fianzas sin valor. | Fuente: Andina

Una investigación periodística reveló que Judith Orellana Rengifo, hermana de Rodolfo Orellana –considerado como el líder de una red de estafa y lavado– ha solicitado su libertad ante el riesgo por la pandemia de la COVID-19.

Paolo Aldea, defensa legal de la sentenciada a 10 años de prisión por los delitos de asociación ilícita, cohecho activo y cohecho pasivo, informó que su defendida dio positivo en una prueba del nuevo coronavirus, realizada el 16 de mayo pasado.

Sin embargo, el fiscal anticorrupción adjunto Eiser Jiménez dijo que Judith Orellana, recluida en el Penal de Mujeres de Chorrillos, ya no es una persona de riesgo. "Ya se encuentra infectada con el virus, el Inpe puede establecer que vaya a cumplir cuarentena a un centro hospitalario y luego retorne al penal", manifestó en un reportaje del dominical Cuarto Poder.

Un documento sobre su estado de salud indica que la sentenciada tiene tos, dificultad respiratoria, fiebre, malestar general y diarreas.

Judith Orellana Rengifo, junto a otros exfuncionarios de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp), fueron acusados de pertenecer una organización criminal que se dedicó, entre el 2009 y 2013, a apropiarse ilegalmente de 47 terrenos.

El fiscal provincial anticorrupción Elvis Suárez manifestó que el recurso planteado por la rea "es un imposible" para el Ministerio Público debido a la gravedad de los delitos.

Así como ella, otros vinculados al caso Orellana también han pedido ser liberados, como El exsuperintendente de Registros Públicos, Álvaro Delgado Scheelje, quien ha presentado un habeas corpus en nombre de la COVID-19 para abandonar el penal Castro Castro.

El Poder Judicial dictó 6 años y 8 meses de prisión en su contra por integrar la organización criminal de Rodolfo Orellana. Para la Fiscalía, el interno facilitó las inscripciones de los terrenos que la red delictiva se apropió de manera ilegal desde el 2009.