La casa de papel
Álvaro Morte: "Tengo sobre la mesa muchísimos proyectos gracias al Profesor". | Fuente: Netflix

A pocas horas del estreno de la temporada 4 de "La casa de papel", el actor español Álvaro Morte valora y reconoce que el papel del Profesor le ha "cambiado tremendamente" la vida a nivel profesional y personal y, fuera de etiquetarle, le ha permitido tener "interesantes" y variados proyectos.

"A mi el Profesor me ha dado muchas cosas, muchísimas. Mi vida ha cambiado a nivel laboral tremendamente. Hoy tengo sobre la mesa muchísimos proyectos muy interesantes", explica Morte.

El intérprete, que se convirtió en el cerebro de la banda de atracadores más loca de la televisión en el 2017, ha visto cómo su papel, contrariamente a sentir que podría haberle encasillado, le ha abierto puertas y acceso a personas con las que él "soñaba trabajar".

"Estoy muy contento de que la gente, además, piense que no solamente puedo hacer de este personaje, que tengo otras facetas que puedo mostrar. Lo que me ha dado el Profesor es poner mi persona o lo que yo puedo aportar encima de la mesa de cara a mucha gente, gente con la que yo soñaba trabajar", apunta el protagonista de "La casa de papel", cuya temporada 4 se estrena el 3 de abril por Netflix.

¿Cómo afectará la falsa muerte de Lisboa al Profesor?
¿Cómo afectará la falsa muerte de Lisboa al Profesor? | Fuente: Netflix

TEMPORADA 4: VENGANZA

Este éxito y reconocimiento internacional no le hacen perder foco y, como él mismo reconoce, le alientan a afrontar su trabajo en "La casa de papel" con más humildad. Adentrándose en la cuarta temporada, Álvaro Morte define el atraco al Banco de España, desde el punto de vista de el Profesor.

"El Profesor aprovecha el vengar a su hermano [Berlín] para mandar un mensaje a toda la sociedad de que estamos en un sistema absolutamente podrido y corrupto y para él el gran fracaso sería que ese mensaje no llegara a calar", argumenta.

En los nuevos episodios, el Profesor afronta el atraco desde una perspectiva diferente ya que arranca con el "sufrimiento" de pensar que Lisboa ha muerto, algo que le hace caer "directamente a los infiernos".

"Lisboa es la primera relación en serio que tiene en su vida, pero una vez que lo ha probado ya no quiere estar solo. Además, le pone en una tesitura muy complicada porque él no puede dejar de lado el atraco", desarrolla Álvaro Morte.

El sufrimiento se queda en la ficción pues grabar "La casa de papel" ha sido un "disfrute": "Jamás nos lo hemos tomado como pensando en '¡Qué difícil!' sino como '¡Madre mía qué disfrute poder enfrentarnos a esta secuencia!'. (EFE)