Trujillo es conocida como la “Capital Cultural del Perú”, gracias a sus celebraciones tradicionales, como el Concurso Nacional de la Marinera, el Festival Internacional de la Primavera y el Concurso de Caballos de Paso Peruano. | Fuente: Flickr

Ubicada al norte del Perú, en el departamento de La Libertad, la ciudad de Trujillo funciona como centro comercial de la región y área de cultivo de caña de azúcar y arroz. Pero, al margen de eso, la capital norteña recibe, durante cada trimestre, un promedio de 100.000 turistas ávidos de aventuras. Quizás sea su clima templado y de escasas lluvias, su gente cálida y hogareña o la conectividad que tiene con el resto de departamentos.

En la soleada ciudad hay mucho por hacer. Además del Centro Histórico de la ciudad, las Huacas del Sol y de la Luna o las playas de Huanchaco, hay otros lugares que no debes dejar de visitar si te encuentras de paso por la capital nacional de la marinera.

Conoce cuáles son y qué tienen para ofrecer.

1. MUSEO DEL JUGUETE ANTIGUO

Caballitos de madera, triciclos y muñecas que despiertan la nostalgia. Esta casa, ubicada en el Jirón Independencia (muy cerca a la Plaza Nacional de Trujillo), reúne juguetes con más de 100 años de antigüedad, coleccionados por el artista plástico Gerardo Chávez.

Varios de los juguetes que se encuentran en la casa han sido donados por otros países. | Fuente: Gobierno Regional | Fotógrafo: Cortesía

En 1995, Chávez quiso revivir su infancia y empezó a recopilar juguetes viejos con los que nunca pudo jugar. Seis años más tarde y con una colección de aproximadamente 4 mil piezas, tomó la decisión de transformar una casa republicana en el primer Museo del Juguete Antiguo de nuestro país.

2. LA CASA URQUIAGA

De estilo neoclásico, alberga una sede del Banco Central de Reserva del Perú y un museo. Fue construida en el siglo XVI y reedificada en el XIX y destaca entre las demás edificaciones trujillanas por su enorme portón de madera, sus tres patios interiores y sus columnas dóricas.

El 28 de diciembre de 1972, la casona fue declarada monumento histórico del Perú. | Fuente: Flickr

3. JARDIN DE LOS SENTIDOS

El paisajista Raúl Silva Yépez retornó de Europa al Perú con una idea clara: crear un espacio lleno de fragancias naturales. Así nació el vivero llamado “Jardín de los Sentidos”. Ubicado a 15 minutos de Trujillo, fue diseñado siguiendo las referencias de lugares sagrados de las culturas precolombinas, por ejemplo, parte de su estructura está inspirada en la ciudadela Chan Chan.

Las plantaciones, que han sido sembradas de acuerdo a su color y fragancia, permiten a los visitantes combatir estados de ánimo negativos y, además, es un espacio inclusivo para los invidentes.

4. MUSEO HUACAS DE MOCHE

Ubicado cerca a la Huaca de la Luna, fue inaugurado en junio del 2010 y cuenta con un área de 1000 metros cuadrados. En su interior -organizado en tres salas temáticas- alberga las piezas encontradas en las excavaciones de investigación realizadas en las Huacas del Sol y de la Luna. Además, está diseñado para ser visitado sin el acompañamiento de un guía.

El recinto se divide en tres salas: la primera, que muestra el significado del complejo arqueológico Huacas de Moches, la segunda da una visión de la vida de sus pobladores y la tercera aborda los rituales y las creencias religiosas. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Cortesía

Si decides visitar este museo podrás observar cerámicos únicos, como el Pato Guerrero, el Sacerdote Ciego, que presenta escarificaciones en el rostro, y el Manto Felino, una prenda forrada en láminas de oro y decorada con plumas. Pocos saben que, además de ser un museo, también funciona como centro de investigación y de desarrollo comunal.

5. PLAYA SALAVERRY

El distrito de Salaverry, fundado hace casi 150 años, está ubicado a 14 kilómetros de la ciudad de Trujillo. Conocido por los lugareños como un puerto, posee una playa que hasta hace algunos años no llamaba la atención de la gente (Buenos aires, Huanchaco y Las Delicias son las más populares).

Esta playa no fue afectada por los desastres causados por el fenómeno El Niño Costero y es una de las tres que cumple con los parámetros de limpieza para ser considerada salubre para los bañistas. Además, llegar a sus orillas es muy fácil: desde el centro de la ciudad se pueden tomar colectivos y buses que cruzan la carretera.

¿Qué opinas?