Astronomía 2022
La exploración espacial ha tenido grandes momentos durante los últimos 12 meses, especialmente en la recta final del año. | Fuente: Composición

El campo de la astronomía ha tenido un año más que productivo este 2022. La pandemia ha dejado sus momentos más críticos y ha permitido que el trabajo en este campo científico pueda reanudarse a mejores velocidades.

El contexto, no obstante, ha estado envuelto en tensiones políticas entre Rusia y el resto del mundo, hecho que también ha tenido repercusiones en esta industria. China, por su parte, ha logrado su base orbital vital para sus investigaciones en el espacio.

En el 2022, nos hemos defendido de un asteroide con DART, hemos visto al pasado con James Webb y hemos vuelto a soñar con regresar a la Luna con Artemisa. Estas son los momentos claves de la astronomía en el año.

Viajes privados a la ISS y el turismo espacial

2021 dejó un fuerte precedente en cuanto al creciente rubro del turismo espacial: llegó para quedarse. Tras los esfuerzos de Virgin Galactic y Blue Origin por llevar a los primeros turistas fuera de la atmósfera, este año dicha industria ha tenido un desarrollo más pausado y sin ser tan mediáticos.

Por el lado de Galactic, a inicios de año abrieron nuevos cupos para realizar el vuelo de algunos minutos por encima de los 80 kilómetros de altitud. ¿El precio? 450 mil dólares por asiento. Sin embargo, todos los que reservaron su pasaje tendrán que esperar hasta inicios del 2023 "debido a restricciones laborales y de la cadena de suministro".

Mientras tanto, Blue Origin, con Jeff Bezos al mando, ha tenido solo una misión extra este 2022. Llevó a la primera mexicana al espacio, Katya Echazarreta, una comunicadora de ciencias, en su quinto vuelo histórico en junio de este año. Pero quien también se ha asegurado un vuelo es Lauren Sánchez, novia de Bezos, quien espera tener una misión solo conformada por mujeres este próximo 2023.

No obstante, la marca que hizo revuelo en cuanto a este campo fue Axiom, quien, junto con SpaceX, enviaron la primera misión privada AX-1 a la Estación Espacial Internacional el pasado abril. Los miembros de la tripulación pagaron millones de dólares para este viaje, el cual duró 8 días incluyendo un par de ellos en convivencia con los astronautas y cosmonautas en la vivienda en órbita.

Ax-1
Los miembros de la misión AX-1: Michael López-Alegría de Estados Unidos y España, Larry Connor de Estados Unidos, Eytan Stibbe de Israel y Mark Pathy de Canadá. | Fuente: SpaceX

La primera foto del agujero negro del centro de la Vía Láctea

Los científicos detrás del Event Horizon Telescope revelaron la primera imagen real de Sagitario A*, el agujero negro que habita el centro de nuestra galaxia.

La imagen muestra al Sgr A* en forma de un anillo de luz brillante, como si de una dona se tratase, la cual es resultado de la desviación de la luz por la enorme gravedad del fenómeno. Este plasma mantiene una temperatura de casi 10 millones de grados Celsius.

Por el momento, los científicos creen que Sagitario A* está mayormente inactivo y solo ocasionalmente absorbe gas o polvo. Sin embargo, hay un evento estelar que podrá cambiar este rimo: en 4 mil millones de años, la Vía Láctea colisionará con la galaxia de Andrómeda, proporcionando el material necesario para ser consumido por el monstruo espacial.

Agujero negro Sagitario A*
En los próximos años, los científicos esperan recopilar más datos de SgrA* y otros agujeros negros a medida que se expande el programa del Event Horizon Telescope. | Fuente: EHT Collaboration.

El agujero negro que nos amenaza

Este año también se descubrió una antítesis más que tenebrosa: al agujero negro más cercano a la Tierra y al más lejano registrado hasta la fecha devorándose una estrella.

En cuanto al más cercano, se encuentra a solo 1600 años luz de distancia, y ha sido denominado como BH1. Pesa cerca de 10 veces la masa del Sol y está ubicado en la constelación de Ofiuco. Hasta la fecha, aún no se conoce exactamente cómo se formó.

Por el contrario, el AT2022cmc devoró una estrella a 8500 millones de años luz de nosotros. El terrorífico fenómeno, denominado como evento de disrupción de marea es único, ya que “lanza chorros relativistas”, rayos de materia a velocidades cercanas a la de la luz. Su descubrimiento marca un antes y un después en el estudio de este campo, por lo que posiblemente siga dando qué hablar en los próximos años.

agujero negro BH1
Impresión artística del agujero negro más cercano a la Tierra con su compañera estelar de tipo solar. | Fuente: NOIRLAB

EE. UU. vs. Rusia y sus efectos en órbita

La invasión de Rusia a Ucrania dejó una serie de graves consecuencias en todas las esferas. En la astronomía, se rompió políticamente la “cooperación” entre Rusia y Estados Unidos en la Estación Espacial Internacional, centro de unión de múltiples países.

Rusia fue la más explícita en ese sentido, enviando indirectas en las que mostraban cómo la nave podía destruirse si es que su agencia espacial Roscosmos decidiera retirarse del programa. La NASA, por su lado, fue más cauta, aunque sí reconoció que gran parte del impulso y maniobra de la nave actualmente depende de los rusos.

La tensa situación, por fortuna, no influyó en el retorno de Mark Vande Hei desde el espacio en una nave rusa junto a cosmonautas, a pesar de ser amenazado de ser ‘’olvidado” en el espacio. Pese a ello, señaló que “los cosmonautas son y seguirán siendo sus amigos muy queridos”.

Finalmente, Rusia decidió oficializar su retirada de la ISS a partir de 2024, con la finalidad de iniciar los preparativos para su propia estación ROSS que esperar ingresar a órbita en 2028. La ISS, por su parte, tendrá ayuda por parte de SpaceX para seguir funcionando más allá de esta fecha hasta finales de década. En este camino, la NASA la reemplazará con tres estaciones privadas a las cuales apoyará en su desarrollo y a las cuales pagará para que sus astronautas lleguen y realicen experimentos en ellas.

ISS
La ISS aún mantendrá cooperación entre Rusia y EE. UU. hasta 2024. | Fuente: NASA

La estación espacial Tiangong

En este vaivén, es China la que mayores noticias ha hecho con la culminación de su propia estación orbital llamada Tiangong (Puertas del cielo). La nave está compuesta de tres módulos y el último fue acoplado a inicios de noviembre.

En medio de esta construcción, el país asiático ha marcado nuevos hitos en su programa espacial al enviar a la primera taikonauta a vivir al espacio, además que también pudo realizar su primer cambio de tripulación a bordo.

Además de un experimento peruano a bordo (para el estudio de bacterias en microgravedad) y la crianza de plantas, los astronautas chinos también enseñan en vivo sus actividades a los menores en colegios de todo el país, intentando inculcar ese interés por la ciencia a los pequeños desde la infancia. ¿El único problema? Un gran número de reingresos sin control de los restos de sus cohetes.

Tiangong
El astronauta chino Tang Hongbo (izquierda), el comandante Nie Haisheng (centro) y el astronauta Liu Boming (derecha) dentro del módulo central de Tianhe de la estación espacial de China. | Fuente: CCTV China

La puerta a Marte

En otro campo, la exploración a Marte por parte del Perseverance ha tenido curiosos descubrimientos.

Desde basura espacial como papel aluminio en junio, los propios desechos del rover dejados en febrero o hasta un remolino de espaguetis, el robot de la NASA ha tenido grandes momentos este 2022, pero uno de los más intrigantes sucedió en mayo, cuando “Percy” encontró una puerta en el planeta.

Calma, no era real. El Laboratorio de Propulsión a Chorros (JPL) de la NASA explicó que la fotografía es una "toma muy, muy, muy ampliada de una pequeña grieta en una roca".

Un caso similar sucedió a inicios de año en la Luna, con una especie de cabaña descubierta por el rover Yutu-2 en la cara oculta del satélite. ¿La respuesta? Una roca de forma geométrica combinada con el ángulo, la luz y la sombra de la foto.

Puerta NASA
La misteriosa puerta descubierta en Marte. | Fuente: NASA

InSight en las penumbras de Marte

Hablando de Marte, en ella se desvanece una vida robótica: la sonda InSight de la NASA.

La misión espacial buscaba escuchar y registrar la actividad telúrica en el Planeta Rojo, pero ha sufrido de las inclementes tormentas de polvo, las cuales han tapado todos sus paneles solares que le brindan energía.

El pasado 30 de octubre, InSight tomó lo que sería su última fotografía tras su lanzamiento hace cuatro años. El paso final más importante de la misión InSight ahora será almacenar su tesoro de datos y hacerlo accesible a los investigadores de todo el mundo.

Su muerte no será asistida: solo una fuerte ráfaga de viento que limpie sus paneles podrá salvarlo de la inminente muerte, pero dicho suceso se considera poco probable.

InSight
La posible última foto de InSight en Marte. | Fuente: NASA

Chau, SOFIA

El pasado 30 de septiembre le dijimos adiós a SOFIA, el avión con telescopio reflector de la NASA que inició sus operaciones en 2014.

Durante su periodo de actividad, SOFIA realizó observaciones a la Luna, planetas, estrellas y regiones de formación estelar además de medir campos magnéticos de distintas galaxias y detectó agua en ciertas áreas de la Luna iluminadas por el Sol, su principal misión y posiblemente su logro más importante.

No obstante, pese a todas estas misiones, un análisis de la NASA advirtió que solo llevó a cabo unos 178 artículos durante sus primeros 6 años de vida, una cantidad abismalmente menor en comparación con los 900 logrados por el telescopio espacial Hubble en el mismo lapso. Con la finalización de sus actividades, la agencia ahorrará una cantidad significativa de fondos.

SOFIA
SOFIA iba dentro de un avión para capturar de mejor manera sus imágenes espaciales. | Fuente: NASA

DART y el ‘No mires arriba’ de la vida real

El 26 de septiembre fue un día histórico para la ciencia. Una pequeña sonda llamada DART se estrelló contra el asteroide Dimorphos, de 160 metros de diámetro, con la finalidad de desviar su órbita con respecto a un gemelo mayor llamado Didymos, en la primera misión de defensa planetaria en este tipo.

Aquel día, todos los telescopios, tanto en la Tierra como en el universo, giraron sus miradas para observar y fotografiar este hito en la ciencia.

El 11 de octubre, se confirmó el éxito de la misión: DART había logrado un desvío de 32 minutos en la órbita regular del astro. ¿Estos asteroides eran un peligro para la Tierra? No, pero en caso de que alguna roca amenace a nuestro hogar, las agencias espaciales podrán tomar como referencia este momento para calcular un nuevo intento de desvío.

DART
La foto tomada por DART a Dimorphos segundos antes del impacto. | Fuente: NASA

El año del James Webb

Otro suceso histórico fue el trabajo del telescopio espacial James Webb de la NASA, el cual fue lanzado en diciembre del año pasado.

El momento clave fue el 11 de julio, cuando de la mano de Joe Biden, presidente de Estados Unidos, la NASA publicó las primeras cinco imágenes oficiales de la misión. La primera fue la más impactante de todas: el cúmulo SMACS J0723.3-7327. Según la NASA, así lucía hace 4.600 millones de años. Sin embargo, muchas de sus galaxias internas son de hasta 13 mil millones de años luz.

A esta fotografía la acompañaban las de la Nebulosa Carina, la Nebulosa del Anillo del Sur, el Quinteto de Stephan y el exoplaneta WASP-96b.

A partir de allí, todo fue ciencia: encontramos al mejor candidato para vida en el espacio, la galaxia más distante del universo hasta la fecha, la primera muestra de dióxido de carbono en la atmósfera de un exoplaneta, la primera imagen de un planeta fuera del Sistema Solar y la primera imagen de los anillos de Neptuno desde 1989.

James Webb fue destinado para hacer historia.

La primera imagen del espacio profundo tomada por el telescopio James Webb.
La primera imagen del espacio profundo tomada por el telescopio James Webb. | Fuente: NASA

Artemisa demoró, pero ya está aquí

Otro punto culminante este año fue el despegue (POR FIN) de Artemisa 1, la primera de tres misiones de la NASA que busca el regreso de la humanidad a la Luna. Hasta cuatro retrasos (dos por errores en el cohete, dos por las amenazas de tormenta) dificultaron esta misión, que terminó alzando vuelo el pasado 16 de noviembre.

Su realización es clave porque pone a prueba a la cápsula Orion que transportará a los humanos hacia el satélite. Además, también ejercita al SLS, el cohete más potente creado por la NASA hasta la fecha.

El amerizaje en el planeta se realizó este 11 de diciembre y dejó imágenes históricas para el recuerdo. El éxito de la misión es clave: quizás este 2023 veamos a Artemisa 2 realizando el mismo viaje con astronautas en su interior.

Artemisa 1
El lanzamiento de Artemisa 1 desde Florida ante la mirada de aficionados a la astronomía. | Fuente: AFP

¿Cuándo volarás, Starship?

Para finalizar, la gran decepción del año fue la no realización del primer vuelo orbital de Starship, la nave que Elon Musk y SpaceX quieren utilizar para colonizar la Luna y Marte.

Para realizar tal ambicioso objetivo, es necesario pasar por pruebas y la más fuerte para el programa es la de realizar una vuelta a la Tierra sin pasajeros. La FAA aprobó el suceso, pero antes la compañía espacial privada debe solucionar una serie de cuestiones ambientales para ello.

Los entes regulatorios han apuntado a los últimos días de diciembre para este hito. ¿Podremos verlo antes de que acabe el año?