Las madres y su permanente resiliencia en tiempos de pandemia

La fuerza femenina que mantiene el equilibrio en los hogares peruanos

La pandemia nos ha golpeado muy fuerte en distintos aspectos de nuestras vidas. Muchos de nosotros hemos perdido familiares y amigos cercanos. En los hogares existe miedo, incertidumbre, un gran deseo de acceder a la vacuna, salir del encierro y recuperar la libertad para retomar nuestras relaciones sociales.

En este difícil contexto en el cual vivimos, hoy quiero detenerme para hacer un homenaje a las abnegadas madres, en especial las madres con niños pequeños; quienes durante la pandemia están haciendo teletrabajo, se han hecho cargo de las actividades domésticas de la casa y además están acompañando la enseñanza virtual de sus hijos. El esfuerzo de millones de mujeres ha sido grande, pero más grande ha sido el amor por sus hijos.

A la carga física y el continuo estrés en que viven millones de madres, debemos sumarle la situación de violencia silenciosa que muchas de ellas sobrellevan en su día a día, al interior de sus casas. Violencia que en muchos casos no se denuncia pues no existen los mecanismos de ayuda necesarios y seguros. Sin embargo, hay que reconocer el nivel de resiliencia y el enfoque en el presente desde el cual muchas mujeres sacan fuerzas para salir adelante. Muchas de ellas han iniciado pequeños emprendimientos que les han permitido tener independencia económica, lo cual ha sido muy importante para su mejorar su calidad de vida. En síntesis, han sido las mujeres la potente fuerza  que ha permitido mantener el equilibrio en millones de hogares peruanos y permitir que sus familias, en especial sus hijos, salgan adelante en este difícil contexto de la pandemia.

"En este difícil contexto en el cual vivimos, hoy quiero detenerme para hacer un homenaje a las abnegadas madres, en especial las madres con niños pequeños; quienes durante la pandemia están haciendo teletrabajo, se han hecho cargo de las actividades domésticas de la casa y además están acompañando la enseñanza virtual de sus hijos". | Fuente: Freeimages

Hoy quiero hacer un homenaje a las madres peruanas;  a las de la costa, sierra y selva; a las mayores y a las más jóvenes; a las profesionales y a las no profesionales; a las que salen a trabajar y a las que se quedan en casa con una lista de tareas diarias; a las siguen esforzándose en su teletrabajo y a las que perdieron el trabajo pero iniciaron un emprendimiento; a las que se contagiaron de la COVID-19 y superaron la enfermedad y a las que mujeres que partieron de este mundo dejando sus mejores enseñanzas.

Mi gratitud a todas las mujeres que siguen adelante pese a la fuerte carga en este contexto que parece no acabar. Gracias por no rendirse, por renovar esperanzas todos los días, por su permanente resiliencia. Quiero saludar a todas las madres, en especial a la mía, por estar siempre cerca pese a la distancia física, gracias por estar pendiente de tus amados nietos (mis hijos), gracias por tus enseñanzas, por tus oraciones, pero sobre todo por tu ejemplo. Gracias por ser la mejor madre, querida Ytala.

Feliz día a todas las madres peruanas.

 

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.