El reconocido chef Gastón Acurio presenta de lunes a viernes su microprograma "La receta de Gastón" en RPP Radio. | Fuente: Archivo | Fotógrafo: JAVIER BECERRA

Descubre el canal de podcast de La receta de Gastón en RPP Player.

El cocinero Gastón Acurio recordó el único tanque bueno que encontró en su vida, así llaman al poderoso plato de tacu tacu que servían en el restaurante El piloto. Lo descubrió en un viaje familiar camino a Paracas. 

El punto elegido fue en Cañete a la mesa de El piloto. "Estaba listo para ordenar cuando siento las miradas [de su familia]. Esas que dicen '¡No! Otra vez, no. Siempre haces lo mismo gordito tragón. Miras la carta y te vas al plato más caro", recordó en "La receta de Gastón". Entonces pidió un tanque: tacu tacu cubierto de sábana de lomo, con plátano frito montado sobre una tostada, huevo frito encima, escabechado y algunas cosas más que hicieron de él "el plato más grande que jamás haya tenido al frente".

La nutricionista Geraldine Maurer explicó que el tacu tacu es muy completo porque tiene frejoles y arroz: "ambos alimentos se complementan idealmente para mejorar la calidad de proteína de todo el plato". Además, "provee mucha proteína y fibra por parte de las menestras que ayudan a la regulación intestinal". Por ello lo recomienda como parte de la dieta cotidiana.

RECETA DE TACU TACU

- El tacu tacu puede hacerse con frejol guisado del día anterior (frejol pinto o negro), pallares guisados, lentejas o garbanzos. También se puede usar arroz cocido del día anterior.

- Preparar el aderezo con 1 taza de cebolla roja picada muy finita, 1 cucharada de ajo molido y 1/4 de taza de ají amarillo licuado, todo a fuego muy lento. Probar la sal. Echar 1 pizca de pimienta y comino.

- Mezclar este aderezo con 4 tazas de arroz cocido, 2 tazas de frejol cocido licuado y 2 tazas de frejol cocido chancado (no es lo mismo). Mezclar bien y dividir en 4. (Las proporciones son referenciales, dependerá de cuan húmedo o seco esté el frejol cocido).

- La virtud de un tacu tacu está en su fragilidad. Es decir, cuanto más frágil o desmoronado sea, más suave y rico quedará. No se quiere un ladrillo.

- Echar un chorro de aceite en la sartén y dorar la mezcla, a fuego lento, hasta dejarlo crocante por fuera y cremosito por dentro.

- Ya en el plato, echar un buen chorro de aceite de oliva a cada tacu tacu. ¡Listo!

EL SECRETO DE GASTÓN 

Antes de dorar, Gastón Acurio le echa a la mezcla de arroz y frejol un poco del jugo de guiso que quedó del día anterior como estofado, seco o adobo.

¿Qué opinas?