Ricky Martin le robó unos besos a los animadores de Viña del Mar 2020. | Fuente: Captura de pantalla

La primera noche de Viña del Mar 2020, Ricky Martin arrancó aplausos no solo por su show. También por robarle un beso al animador Martín Cárcamo.

En un alto a su presentación, el cantante puertorriqueño conversó con los anfitriones. María Luisa Godoy le pidió "en representación de las mujeres" darle un beso en la mejilla, mientras que su compañero lo haría en el otro cachete. 

Finalmente, Ricky Martin sorprendió al darle a Martín Cárcamo un beso en la boca, generando las risas y sorpresa de los asistentes. Si bien intentó hacer lo mismo con María Luisa, el beso fue en la cara.

El cantante de "Livin' La Vida Loca" recibió las primeras gaviotas de Viña del Mar 2020: una de plata y otra de oro. A continuación, siguió con un show que ha tenido críticas mixtas: si bien unos alaban su presentación, otros han mostrado sus quejas por problemas con el audio. 

A FAVOR DE LAS PROTESTAS

En la mañana, horas de su presentación, Ricky Martin estuvo presente en la conferencia del prensa de Viña del Mar 2020, y habló sobre el efecto que tiene Chile ante otros países que experimentan momentos difíciles.

"Que Chile sirva como efecto dominó para todas las partes del mundo, donde hace falta que se nos escuche", refirió sobre la situación social que se vive en el país lationamericano.

Tras ser consultado por la situación en Chile y la crisis social que vivió Puerto Rico en 2019, el intérprete de "Livin' la vida loca" aseguró que se generaron "las mismas emociones" en ambos países. "Buscamos derechos" a través de las protestas, dijo.

Ricky Martin afirmó que las protestas son importantes para buscar los derechos. | Fuente: EFE

MANIFESTACIONES

Horas antes de que arranque el festival de Viña del Mar 2020una multitud de personas se concentró en sus alrededores para manifestarse en contra de la celebración del evento, dada la crisis social que vive el país. 

Se produjo un choque entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes. La policía apareció con vehículos blindados desde los que lanzaron agua a presión y gases lacrimógenos para dispersar a los asistentes. 

Los manifestantes, por su parte, prendieron hogueras en las calles y se quemaron algunos autos, mientras que el Hotel O'Higgins ─donde se alojan artistas invitados, periodistas, público y trabajadores del festival de Viña 2020─ fue evacuado por seguridad.

Así quedó el Hotel O'Higgins tras las protestas por Viña 2020. | Fuente: AFP
¿Qué opinas?