El exjefe del INPE aseguró sentirse indignado por la decisión del Poder Judicial. | Fuente: Andina

El exjefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) Julio Magán aseguró este miércoles que apelará a la sentencia de 13 años y 4 meses de prisión efectiva que le dictó el Poder Judicial, luego de que se le acusara por beneficiar a Gerson Gálvez Calle ‘Caracol’.

Según explicó, él solo fue investigado por el delito de patrocinio; sin embargo, el juez del caso dijo al fiscal que variara la acusación por la del delito de encubrimiento. Agregó que no permitiría que se le trate como un chivo expiatorio en el contexto de la crisis del sistema judicial.

“Aprovechando la coyuntura política de todas estas cosas que está de por medio la corte superior del Callao, claro el chivo expiatorio, la cabeza de turco soy yo y quieren dar un ejemplo. Se quieren dar de moralistas conmigo por ser un caso mediático y de estar de por medio Gerson Gálvez, eso no lo voy a permitir, yo voy a apelar esta sentencia y espero que la sala lo resuelva de la manera más objetiva”.

Negó haber conversado con 'Caracol'

Magán comentó que, si bien él nunca negó la existencia de llamadas, en ningún momento tuvo ningún tipo de comunicación con ‘Caracol’. Agregó que en esas llamadas que él tuvo con el director del Penal y con el director de Coordinación Judicial de Lima les pidió que revisaran bien si el entonces reo no tenía ningún proceso pendiente.

Nunca he negado que haya habido llamadas, pero esas llamadas que dice el Ministerio Público que ha habido. Es que el fiscal no dice cuál es el contenido de las llamadas en esas llamadas yo hablo con el director del penal y con el director de Coordinación Judicial de Lima y les digo que miren de quién se trata, que revisen todo, si tiene juicio pendiente con mandato de detención, pero me dijeron que todo estaba”.

Despido de su cargo

El exjefe del INPE también se pronunció sobre la decisión del presidente del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, quien resolvió su dar por concluida la designación, en el cargo de Confianza de Gerente de Centros Juveniles de la Gerencia General del Poder Judicial.

“Me siento sorprendido e indignado porque se está afectando a mi persona mi honorabilidad y mi trayectoria. Me han dejado sin trabajo el día de hoy y yo respeto la decisión del doctor Víctor Prado, pero hay una presunción de inocencia porque esta sentencia hasta que no quede firme en la sala no se ejecuta”.

¿Qué opinas?