Jacky sueña con dirigir un equipo de fútbol. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Henry Urpeque

Domina el balón como los grandes del fútbol y este gran talento le ha servido para sacar adelante a sus dos hijos, uno de 16 años y otro de dos meses. Ella es, Jackeline Bazán Dávila de 42 años, quien despierta a las 6 de la mañana para salir a trabajar en un conocido restaurant de Chiclayo haciendo sus famosas "dominaditas". 

“Mi familia no quería que yo jugara, había mucho prejuicio y solo los varones jugaban al fútbol. Pero nunca dejé el balón, me inscribí en un equipo cuando era adolescente, pero mi mamá me descubrió y salí", dijo Jackeline Bazán.

 

Ella cuenta que puede hacer hasta 400 “dominaditas” sin que caiga el esférico al piso y es capaz de ir a pagar la luz ida y vuelta con el balon rebotando en su cuerpo, esta capacidad ha hecho que se gane la admiración de muchos chiclayanos, incluso ha desafiado a varios amantes de este deporte.

Jackeline, no solo se gana la vida haciendo esta práctica, sino que también maneja su mototaxi, lava carros y es "jaladora" en un conocido restaurant; con estos múltiples oficios puede llegar a reunir hasta 30 soles diarios. 

"La gente me mira en la calle y se sorprende. Reúno veinte o treinta soles, que llevo para mi casa. Mi hijo mayor ha heredado mi talento, pero más anda en internet. A las madres les recomiendo que si sus hijos o hijas aman el fútbol, apóyenlos mucho”, contó.

En el amor no le fue bien, pues desde hace un año es madre soltera y cuenta que desde ese entonces le tocó trabajar el doble para poder alimentar a sus hijos.

Popular 

Jackie fue conocida en el último mundial de Rusia 2018. Un vecino le grabó un video cuando salía de su casa y lo subió en las redes sociales, bastaron unos cuantos segundos, para que se hiciera viral y desde entonces no ha dejado de recibir el cariño de la gente más humilde con la que se rodea.

Transportistas y vecinos que a diario pasan por la calle Manuel Arteaga, siempre se detienen unos cuatos segundos para deleitarse con su talento y hasta aprovechan para tomarse una fotografía para el Facebook. 

“Es una mujer muy trabajadora, una buena persona. Es una madre abnegada por sus hijos y vale la pena reconocerla. Es una madre que saca a sus hijos de manera distinta”, manifiesta Manuel Bernilla, uno de sus amigos.

Jackie sueña con algún día dirigir un equipo de fútbol. A su hijo le ha enseñado las mejores técnicas y también lo alienta para que en algún momento sea un deportista destacado. Pese a que le ha tocado sufrir mucho, ha recogido las mejores lecciones de la vida y no reniega de nada. En el día de la madre envía su efusivo saludo y solo recomienda amar y entender a los hijos, por sobre todas las cosas y errores.


¿Qué opinas?