Solo uno de cada diez limeños se siente seguro caminando por la capital

Si bien más de la mitad de la población de Lima y Callao se siente orgulloso de vivir en su ciudad, hay un gran porcentaje que percibe más inseguridad, más dificultad para movilizarse y mayor corrupción, respecto al año pasado. Conoce los últimos datos del observatorio Lima Cómo Vamos sobre los temas que más preocupan a la población.

Los principales problemas que quejan a los limeños y chalacos es la inseguridad ciudadana, el transporte y la corrupción. | Fuente: Andina

¿Cómo ven a su ciudad los limeños y chalacos? De acuerdo con el Informe de Percepción sobre Calidad de Vida en Lima y Callao 2018 del observatorio Lima Cómo Vamos, el 57.3% de limeños y 58.8% de chalacos indicó sentirse orgulloso de vivir en su ciudad. Sin embargo, la sensación respecto del año pasado es que hay más inseguridad, más dificultad para movilizarse y que la corrupción ha pasado a ser un factor importante en la insatisfacción de los ciudadanos.

Sobre este último punto, Mariana Alegre, directora ejecutiva del observatorio, refirió en Radio Capital que el dato revela que "ya entendemos que la corrupción afecta nuestra vida cotidiana [...] Creo que es sobre todo un tema de conciencia por los escándalos de corrupción que ha habido".

Seguridad ciudadana

Por noveno año consecutivo, la inseguridad ciudadana es el principal problema que afecta a la ciudad de Lima (81.1%) y Callao (81.8%), según el Informe de Percepción sobre Calidad de Vida en Lima y Callao.

De cada 10 limeños, solamente uno se siente seguro caminando por las calles (11.6%), revela el informe. La sensación de seguridad se eleva a un 17% en el Callao. A nivel zonal, Lima Norte es donde hay mayor cantidad de personas que se sienten inseguras.

Wilson Hernández, especialista en temas de seguridad e investigador de la Universidad de Lima, subraya la importancia del alcalde provincial como coordinador entre los alcaldes distritales y demás agentes de seguridad para crear una "estrategia doble" con medidas para reducir el delito, que si bien ha disminuido, continúa siendo importante, y para reducir la preocupación ciudadana.

Los robos callejeros son considerados el principal problema de seguridad en Lima (56%) y Callao (54.5%); mientras que la instalación de cámaras (70%) y la iluminación de calles (50%) se encuentran entre las medidas que más contribuirían a la sensación de seguridad.

Hernández explica que existe un problema de distribución de recursos, pues estos "siempre van a ser escasos e inequitativos", por lo que se debe priorizar. "De acuerdo a los mapas del delitos, las municipalidades deben distribuir los patrulleros por zonas y horas donde se producen mayor cantidad de asaltos y donde la gente se siente más insegura caminando por la calle", recomienda.

Además de conocer dónde se cometen los delitos, se debe saber "qué zonas están mal iluminadas, cuáles se han convertido en urinarios públicos o botaderos de basura, en qué zonas y a qué hora se genera más tráfico, cuáles son los paraderos y rutas principales del distrito", agrega.

Según señala Hernández, la experiencia de otros países demuestra que instalar cámaras tiene resultados positivos, siempre y cuando se mejore también la capacidad de reacción de la Policía. "Lo que tenemos ahora es una instalación masiva de cámaras sin un sistema que las interconecte".

Finalmente, el especialista brinda cuatro medidas que podría trabajar el alcalde Jorge Muñoz en su primer año de gestión. Primero, establecer un mapa del delito para distribuir el patrullaje y priorizar los recursos. Segundo, recuperar y avivar los espacios públicos; ello teniendo en cuenta que el 34% de limeños manifestaron estar insatisfechos con el espacio público de la ciudad. Tercero, coordinar la destinación de fondos con iniciativas de seguridad a nivel distrital. Cuarto, unir esfuerzos con el Ministerio del Interior para cerrar mercados de artículos robados.

El transporte es el segundo problema más importante para los limeños y chalacos. | Fuente: Andina

Transporte y movilidad

A la inseguridad ciudadana le sigue el transporte público en la lista de problemas que más afectan a los ciudadanos de Lima (49.4%) y Callao (38.3%).

Un dato que se ha incorporado a la encuesta este año es que la caminata fue indicada como el principal modo de movilizarse para realizar actividades cotidianas, aparte del trabajo y los estudios, llegando a ser empleada por el 77% de limeños y 82.2% de chalacos. "Ese dato nos permite conocer esos pequeños viajes que parecen invisibles, pero son muy importantes. Es algo que los alcaldes ni se enteran porque están más preocupados por los grandes viajes vía auto o bus", señala Mariana Alegre.

En tanto, las combis, cústers y buses siguen siendo los principales vehículos para ir a trabajar y/o estudiar en Lima y Callao.  Solo el 17% de limeños posee un automóvil.

Alegre explica que este índice de motorización es una de las tasas más bajas a nivel de la región. "Nuestro tráfico y nuestro caos no son producto del exceso de autos particulares, sino del uso indiscriminado del mismo, a partir de un mal transporte público, que hace que las personas que tienen auto lo prefieran a usar el transporte público".

Si bien el Metropolitano, el Metro de Lima y los Corredores Complementarios siguen teniendo porcentajes bajos de uso (casi 8% en Lima) en comparación con otros medios, son servicios cuya capacidad ha sido sobrepasada hace tiempo. "Son importantes y estructurales de la ciudad. Ahora que tenemos estos problemas asociados al tema de la subida de precios, es un asunto clave" para las autoridades ediles que asumirán funciones en el próximo año, asevera la directora de Lima Cómo Vamos.

En general, el 35.1% de limeños y 37.5% de chalacos opinó que su viaje por trabajo y/o estudio le toma más tiempo que el año anterior. Alrededor de un cuarto de la población demora más de 2 horas al día en movilizarse por estos motivos. Ello "plantea la necesidad de entender cómo resolvemos otros tipos de movilidad. Los viajes pequeños en caminata y la bicicleta, que está en un procentaje pequeño, presentan soluciones importantes, pero es lo más invisible en cuanto a políticas públicas e inversión", dice Alegre.

Otro dato preocupante es que buena parte de la población gasta más en moverse por la ciudad que en pagar vivienda y servicios. Por eso, subraya Alegre, "es importante que se atienda con  calidad y dignidad el servicio de transporte masivo en la ciudad porque impactaría tanto en la vida de la gente".

Medio ambiente y sostenibilidad

Los principales problemas respecto a medio ambiente son la contaminación por vehículos (70.9%) y la falta árboles y mantenimiento de áreas verdes en Lima (38.7%).

Sobre el primer punto, Fernando Neyra, consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, señala que hay dos grandes problemas: la gran cantidad de población hace que se tenga un parque vehicular elevado; segundo, no hay una planificación adecuada respecto a la circulación vial.

"Lamentablemente aún circulan vehículos con emisiones contaminantes que son nocivas, como el diésel y petróleo. Hay ciudades que están prohibiendo los primeros y están dando incentivos para que se adquieran vehículos menos contaminantes o comenzar con vehículos a gas o eléctricos", manifiesta.

A esto se suma el problema de ampliación de carriles y habilitación de más vías que incentivan el aumento del número de vehículos en determinadas zonas y en la reducción de espacio público. Un ejemplo representativo es la Costa Verde, que "se está convirtiendo en un zanjón" en lugar de "un entorno en el cual no le demos la espalda al mar y que sirva como espacio de relajación", considera Neyra.

"Es lamentable que por temas judiciales y malas decisiones se haya hecho una gran inversión para una infraestructura inconclusa que estamos pagando los ciudadanos", añade. En opinión de Neyra, debe generarse un mecanismo de excepción con el cual se recupere ese espacio.

En este escenario, dice el especialista, el Estado podría generar mecanismos a través de los cuales se otorguen incentivos para que cada gobierno municipal destine presupuesto a priorizar la creación y mantenimiento de espacios públicos. Los ministerios de Cultura y Ambiente deben brindar asistencia técnica y coordinar con el Ministerio de Economía para conseguir estos incentivos económicos.

En tanto, el rol de la municipalidad provincial es generar espacios de concertación con los alcaldes distritales y definir las prioridades que afectan a toda la ciudad. "Desde hace décadas no tenemos un plan metropolitano que integre a la ciudad, lo que tenemos son ejercicios de zonificación forzada por cada distrito y no tienen ninguna orientación al desarrollo integrado", lamenta Neyra.

El sistema de recojo de basura también se cuenta entre los principales problemas ambientales para limeños y chalacos. | Fuente: Andina

Otros datos desprendidos del informe

Según los resultados de la encuesta, el 34% de limeños manifestaron estar insatisfechos con el espacio público de la ciudad. Además, se registró un mayor porcentaje de personas insatisfechas en el nivel socioeconómico D/E (37.4%).

En Callao, la sensación de insatisfacción con el espacio público en la ciudad es menor que en Lima por 10 puntos porcentuales.

En cuanto a la salud, la falta de infraestructura adecuada y equipos médicos, así como la atención administrativa, son considerados los dos principales problemas de salud en Lima (23.1%) y Callao (27.5%).

En lo que respecta a cultura y recreación, solo el 16.5% de limeños se mostró satisfecho con la oferta de actividades recreativas y culturales, mientras que en el Callao este porcentaje alcanzó un 32.5%.

Un dato preocupante es que el 58.4% y 59.3% de limeños y chalacos, respectivamente, indicaron no haber leído ningún libro en su tiempo libre en el último año.

Sobre la gestión pública, el 48.9% de limeños y el 42.3% de chalacos califican como mala o muy mala la gestión municipal de su municipalidad distrital.

Mientras que el 44.7% de limeños califica como mala o muy mala la gestión de la Municipalidad Metropolitana de Lima, el 34.0% califica de la misma manera a la Municipalidad Provincial del Callao.

¿Qué opinas?