Andrés Sanguinetti es hermano del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti. | Fuente: El País Uruguay

Los fiscales del Equipo Especial del caso Lava Jato interrogarán este martes a Andrés Sanguinetti, hermano del expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti, quien tuvo a su cargo la cuenta bancaria donde la constructora brasileña Odebrecht pagó sobornos a funcionarios peruanos.

El interrogatorio estará a cargo de los fiscales José Domingo Pérez y Geovana Mori, en la sede del Juzgado Letrado de la Ciudad de Costa, ubicada a 21 kilómetros de Montevideo, según anunciaron desde el Ministerio Público.

También se tiene previsto que participe la abogada Gisel Andía, como representante de la Procuraduría ad hoc para el caso Lava Jato.

Vínculos con Odebrecht

La tesis fiscal sostiene que Sanguinetti llevaba la cuenta de Odebrecht en la Banca Privada d’Andorra (BPA) y además fue supuestamente el encargado de abrir en el mismo banco las cuentas de destino de los sobornos, que estaban a nombre de altos funcionarios durante el segundo gobierno del expresidente Alan García (2006-2011).

Además, el hermano del presidente uruguayo mantenía presuntamente contacto directo con el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la oficina de la constructora encargada de ejecutar los millonarios sobornos a cambio de conseguir grandes contratos de obra pública.

Así habría ocurrido con los sobornos pagados por Odebrecht para la construcción del segundo tramo de la Línea 1 del Metro de Lima.

Presuntos pagos

Entre los funcionarios a los que supuestamente Sanguinetti abrió cuentas en la Banca Privada d’Andorra está el exviceministro de Comunicaciones Jorge Cuba y algunos exintegrantes del comité especial del Metro de Lima.

También figura el exvicepresidente de Petroperú, Miguel Atala, quien en mayo confesó que actuó como testaferro del expresidente Alan García para que este reciba 1.3 millones de dólares mediante la BPA.

Esta revelación llegó semanas después de que García se suicidara en su vivienda cuando la Policía lo iba a detener. Previamente el exmandatario se refugió en la residencia del embajador de Uruguay en Lima para solicitar asilo diplomático en ese país al aducir una supuesta e inexistente persecución del Gobierno, pero el pedido fue rechazado por el Ejecutivo uruguayo. EFE

¿Qué opinas?