Joe Biden aun no muestra su postura respecto a los problemas con Huawei y TikTok generados por Trump
Joe Biden aun no muestra su postura respecto a los problemas con Huawei y TikTok generados por Trump | Fuente: AFP | Fotógrafo: JIM WATSON

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se convierten, sin discusión, en un tema prioritario de discusión a nivel global. En esta edición, sin embargo, el interés es mayor debido a las decisiones tomadas durante la administración del actual presidente Donald Trump, y que podrían revertirse con un eventual triunfo electoral de Joe Biden, candidato demócrata.

Durante los cuatro años de mandato, Donald Trump ha provocado una serie de situaciones difíciles con distintos integrantes del ecosistema tecnológico global en todo nivel: empresas constructoras, infraestructura de telecomunicaciones, software, semiconductores, redes sociales, privacidad de datos y otros temas delicados. Pese a las polémicas decisiones del mandatario estadounidense, la posibilidad de que Biden asuma la presidencia no es una evidencia clara del cambio en las políticas asumidas hasta ahora en temas tecnológicos. Es más, Biden sigue siendo una incógnita respecto a las decisiones que tomará en estos difíciles asuntos.

En declaraciones públicas sobre estos temas, el candidato ha señalado que está a favor de un enfoque más global para contrarrestar la influencia de empresas chinas como Huawei y TikTok, y admite que existe una “preocupación genuina” sobre el destino de los datos obtenidos por Bytedance a través de su red social. “Solo Dios sabe lo que están haciendo con la información que obtienen de aquí. Entonces, como presidente, profundizaré en ello. Conseguiré que los expertos cibernéticos me acompañen para que me den la mejor solución para afrontarlo ". señaló en septiembre Biden durante su campaña en Duluth, Minnesota.

Bloomberg señala que Biden estaba a favor de la prohibición del uso de equipos de Huawei en Estados Unidos, pero no ha sido concluyente sobre la continuidad del programa "Red limpia", impulsada por la administración Trump. Sin embargo, ha mencionado que trabajaría con “otras democracias” para desarrollar reglas globales sobre robo cibernético, privacidad de datos e inteligencia artificial.

Algunos analistas consideran que este panorama cambiará poco, y que solo se modificarán algunas condiciones. "Imagina un escenario en el que Biden se convierte en presidente, no pienso en los problemas de tecnología ... (ellos) desaparecerán de manera significativa", dijo Taimur Baig, economista jefe y director gerente de DBS Group Research a CNBC. "Puede ser menos volátil, puede que se base más en reglas, pero las tensiones permanecerán".

Desde mayo de 2019, Huawei soporta sobre sus hombros un bloqueo comercial de múltiples consecuencias. La compañía china, acusada sin pruebas sobre una participación en una supuesta red de espionaje orquestada desde Beijing, se ha visto apartada del ecosistema “Android by Google” y ha dejado de contar con TSMC como proveedor de procesadores a medida.

Adicional a este veto que limita seriamente el desarrollo de aplicaciones en la marca china, el gobierno de Trump ha ejercido presión incesante sobre otras naciones para desterrar a Huawei de la infraestructura 5G. Inglaterra procedió a negar contratos a la gigante china, aunque representantes políticos mencionaron que este cuadro podría revertirse si Trump pierde las elecciones de noviembre.

A pesar de la decisión, Huawei seguirá con su proceso de independencia de entornos occidentales y con el desarrollo de sus propias soluciones. Fuentes de Huawei señalaron a NIUSGEEK que la empresa no tomará partido en este proceso electoral: “Al ser una empresa global totalmente privada estimado, no tomamos partido, ni opinión sobre gobierno alguno. Somos totalmente imparciales”, señalaron a este medio.

TikTok, la red social más popular del 2020, ha pasado por diversos trámites para mantenerse operativa en Estados Unidos, pese a la constante amenaza de bloqueo. Tras propuestas de Microsoft y Walmart, finalmente Oracle decidió ser el soporte tecnológico de Bytedance en suelo estadounidense.

Tencent, una de las marcas chinas más importantes del mundo, ha sido parte de los ataques de la actual administración debido al uso de WeChat, una app muy usada por ciudadanos chinos residentes en Estados Unidos y el servicio de mensajería más importante en el subcontinente asiático. Una salida abrupta de este conglomerado oriental podría provocar una enorme pérdida monetaria en empresas occidentales como Apple, Disney, NBA, Universal Group, Ford y otras compañías.

En China, las posiciones sobre un cambio en las relaciones bilaterales se mantienen expectantes. Para Yu Wanli, profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing, la política de Biden "no será tan emotiva y ridícula como la de Trump".

"Los demócratas parecen menos militantes, por lo que pueden tener más cuidado para prevenir incluso conflictos militares limitados y prestar más atención a la comunicación de gestión de crisis con China", señaló a ABC News Shi Yinhong de la Universidad Renmin en Beijing, uno de las personalidades chinas en temas de relaciones exteriores.