Economía 2021
Este año la economía peruana tendrá un crecimiento de 13%. | Fuente: Composición (Andina - EFE)

Este 2021 se cumplió más de un año de la crisis económica generada por la COVID-19, y a pesar de que aún se sienten sus efectos, el país ha comenzado a retomar sus niveles previos a la pandemia.

Durante los primeros meses del año se inició un rebote estadístico ante la reapertura de actividades y una lenta recuperación de empleos, por lo cual el Gobierno espera un crecimiento de 13% para fin de año.

Para el economista Carlos Parodi, este año ha sido un periodo de casi recuperación de la caída que tuvimos en el 2020, pero esto aún presenta complicaciones.

"Ha bastado que la economía abriera, en el sentido que se ampliarán los aforos y se permitiera salir más, para que la economía sola comience a recuperarse. El problema es que si uno analiza cuáles han sido los impulsos la primera razón es el rebote, respecto a una caída muy profunda, entonces no es que estés creciendo es que solo estás recuperando lo que habías caído en 2020", comentó el economista y docente de la Universidad del Pacífico.

Pero este no ha sido el único factor decisivo en la economía peruana del 2021, ¿qué otros hechos marcaron la agenda económica de este año?

Incertidumbre política

El país ha pasado por diversos hechos que marcaron la agenda económica, desde las elecciones presidenciales hasta el alza de precios que ha venido afectando a las familias peruanas.

Luego del proceso electoral, uno de los hechos económicos más esperados fue la ratificación de Julio Velarde en la presidencia del Banco Central de Reserva (BCR), pues para los analistas, Velarde es considerado el punto de equilibrio de la política monetaria y fiscal en medio de la incertidumbre política.

Pese a que este nombramiento dio mayor confianza en el mercado peruano, las inversiones se han visto afectadas por la incertidumbre política derivada de los enfrentamientos entre el Ejecutivo y el Congreso, y la falta de claridad en las medidas que anuncia el gobierno.

La jefa de Análisis Macroeconómico de Apoyo Consultoría, Donita Rodríguez, comentó que la confianza para invertir se desplomó durante estos últimos meses del 2021.

"Ha sido un año marcado por esa elevada incertidumbre política que ha tenido impacto sobre el resto de variables económicas, principalmente en el frente financiero. Una de ellas fue una salida de capitales importante de la economía, incluso residentes locales que retiraron su dinero durante el segundo semestre de este año, eso definitivamente tuvo consecuencias sobre el tipo de cambio", comentó.

Alza del dólar

Si bien el dólar ha subido a nivel global desde que inició la pandemia, en el país el ruido político ha sido un factor importante para el alza de la cotización.

Durante este 2021 el tipo de cambio se ha mantenido volátil y ha llegado a subir alrededor de 12%, pues a partir de fines de julio superó la barrera de los S/ 4, incluso alcanzando su nivel más alto en la historia.

"En general vimos un tipo de cambio que alcanzó un récord histórico", agregó Rodríguez.

Dólar
Este año el tipo de cambio en el Perú alcanzó récords históricos. | Fuente: Bloomberg

Inflación

La economía del Perú también se ve afectada por factores externos. A nivel mundial la progresiva recuperación económica mundial aumentó la demanda de los consumidores, lo cual generó problemas en el comercio global.

El economista socio de Macroconsult, Elmer Cuba, explica que hoy en día la inflación peruana podría cerrar el año en 6%, de los cuales 4.5% está relacionado con lo que pasa en el mundo y cerca de 1.5% tiene que ver con la devaluación, un tema local generado por la situación política.

Las altas cotizaciones de insumos que se usan en la fabricación de productos básicos se elevaron ante una menor producción de estas materias primas, al mismo tiempo que se elevaba la demanda mundial.

"El grueso del impacto inflacionario tiene que ver con lo que pasa fuera de Perú, con un fuerte incremento de los combustibles, en más del 50%, y también de los insumos alimenticios, básicamente el trigo, el maíz, la soya, que son insumos básicos para el pollo, la harina, los panes y los aceites. Ha sido una infeliz coincidencia de malas cosechas y mucha demanda", sostiene.

Alza de fletes

Además, el incremento de la demanda en una situación de menor oferta derivó en la crisis de los contenedores, elevando los fletes marítimos y por ende los precios de diversos productos importados.

Cuba calcula que, hasta noviembre, en el Perú los fletes habían subido seis veces el precio que registraban antes.

“Se han elevado dependiendo del origen de la carga, pero básicamente de un nivel de US$ 1,500 a US$ 8,000, ha sido espectacular el incremento que habido de fletes hacia Perú", precisó.

El especialista también mencionó cómo es que este problema se originó a partir de la mayor demanda de productos.

“Básicamente lo que han subido fuertemente son los fletes de China hacia el resto del mundo por problemas logísticos en ese mismo país por el control del COVID y también por el control sanitario en todos los puertos del mundo, hay más demora en la entrada y salida y eso se refleja en los costos y también en un momento en el que el mundo rebota fuertemente", agregó.

Inflación
El alza de las cotizaciones internacionales de insumos ha impulsado la inflación a nivel global. | Fuente: Composición

Expectativas para el 2022

Cuba sostiene que los factores que han generado la inflación del 2021 no seguirán preocupando a los peruanos en gran parte del 2022. Pero, considera que entre los riesgos económicos que aún persisten están el ruido político y los mensajes contradictorios del gobierno que afectan el clima de inversiones.

"Las expectativas (de inversión privada) están muy pobres porque el Gobierno ha sido muy contradictorio, primero con el tema de la Asamblea Constituyente (...) Ha habido un discurso que ha hecho perder credibilidad al Gobierno actual, hacen que el clima de negocios no sea muy bueno", comentó.

Con este menor interés de los inversionistas, el economista advierte que habría menos crecimiento en el 2022 y se generarían menos empleos, lo que podría impulsar la informalidad.

Por su parte, Rodríguez recordó que continuamos en un contexto de pandemia, por lo cual este seguirá siendo un factor determinante para las empresas y la actividad económica.

"Esto (las variantes del coronavirus) supone reposición de nuevas restricciones que puedan afectar las operaciones de la economía", indicó.

Además de eso, Parodi considera que hay dos riesgos latentes para la economía peruana: La posibilidad de un próximo fenómeno del niño y las expectativas ante una crisis financiera en China, el principal comprador de metales del Perú.

Inversión privada
Para el próximo año las expectativas de inversión privada se encuentran en 0%. | Fuente: BCR