Thalía criticó la posición del presidente de México que instó a la ciudadanía a salir de sus hogares en plena cuarentena. | Fuente: Composición (EFE / AFP)

Frente a la crisis sanitaria producida por el avance del nuevo coronavirus, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ha tenido comentarios que se han prestado a muchas críticas en su país.

Desde minimizar la gravedad de la enfermedad hasta tomar decisiones políticas como no cerrar sus fronteras, las acciones del mandatario no fueron bien recibidas por muchos mexicanos, entre los que se cuenta Thalía.

A través de sus redes sociales, la cantante envió un mensaje contundente luego de mostrar un video en el que López Obrador insta a los ciudadanos a congregarse. “Luego de ver ese video que contradice todo lo que estamos haciendo alrededor del mundo, sentí que tenía que dejarles este mensaje”, dijo desde su cuenta de Instagram.

¡Lo que se menciona en una parte de este video no está bien!”, continuó la también actriz. “Quédate en casa. Todos entendemos que nuestros héroes, los profesionales de la medicina (doctores, enfermeros/as, farmacéuticos, etc.) que están lidiando de cerca con esto día a día y otras personas con trabajos esenciales, indispensables en esta situación, tienen que salir de sus casas”, agregó.

Sin embargo, de acuerdo con Thalía, para quienes no están entre los profesionales de la salud, les toca “ser considerados con ellos y responsables y aislarnos lo más posible”. “Siempre me he mantenido al margen de la política, pero esto rebasa el sentido común en estos momentos tan cruciales para mi amado país”, concluyó.

Desde que el lema “Yo me quedo en casa” empezó a dar la vuelta al mundo, la artista mexicana suscribió rápidamente su mensaje y viene compartiendo, mediante sus redes sociales, alternativas para pasar el tiempo durante el confinamiento.

A ella se han sumado otras celebridades del país azteca, tales como Yahir, BelindaThalía y Alejandro Fernández, quienes también utilizan sus redes sociales para llevar a cabo una campaña de prevención por el coronavirus.