El galés ingresó al Real Madrid en el 2013, con un fichaje por seis años que rompió todos los récords en aquella época. | Fuente: EFE

Gareth Bale reía junto a Toni Kroos en el banquillo mientras su equipo, el Real Madrid, perdía 2-0 ante el Real Betis de España. El galés, quien no fue considerado por Zinedine Zidane para ingresar a la cancha para el último partido de su equipo en la Liga Santander, es uno de los jugadores que se encuentra en duda para la siguiente temporada.

En la sala de prensa, el técnico francés habló sobre el delantero y el motivo por el que no formó parte del once en el campo. "No he dejado que juegue hoy, es verdad, pero no sabemos qué va a pasar. Yo soy el que está aquí día a día y tomo las decisiones y cuando hay algo que no me gusta o no me cuadra... Ha logrado muchas cosas aquí, pero no vivimos del pasado. Es el presente y en base a eso tomo las decisiones", explicó Zinedine Zidane.

No es la primera vez que Gareth Bale ha tenido una 'actitud polémica' hacia el Real Madrid en esta temporada. En abril, luego del partido contra el Rayo Vallecano de Luis Advíncula, el delantero no regresó de Vallecas en el autobús del equipo, sino por su cuenta.

El galés, cuyo contrato termina esta temporada, ha ganado 14 títulos con el equipo merengue y actualmente cuenta con un salario de 15 millones de euros. Además, ha sido una de las principales figuras de la LaLiga durante los seis años que ha vestido la camiseta del Real Madrid. Hoy peligra su permanencia en el equipo madrileño debido a su poca presencia en la cancha y el posible fichaje de Eden Hazard.

¿Qué opinas?