Telemedicina: Se pasó de 350 atenciones diarias a 22 mil durante la pandemia

Durante la pandemia, la telemedicina ha sido una buena alternativa para atender a los ciudadanos. Sin embargo, una vez que la pandemia termine, esta forma de atención a distancia debe instaurarse y fortalecerse, como complemento a la atención presencial.

Hasta la fecha, a nivel nacional se han realizado más de 22 millones 49 mil 983 atenciones de salud a través de la telemedicina.
Hasta la fecha, a nivel nacional se han realizado más de 22 millones 49 mil 983 atenciones de salud a través de la telemedicina. | Fuente: Andina

Con la llegada de la pandemia al Perú, cientos de profesionales de la salud se vieron impedidos de salir de casa, al igual que sus pacientes. La telemedicina fue la mejor alternativa ante esta situación. Hasta la fecha, a nivel nacional se han realizado más de 22 millones 49 mil 983 atenciones de salud a través de la telemedicina.

Las ventajas de la telemedicina son varias pues la atención es rápida, evita el traslado a los establecimientos de salud, evita la congestión de hospitales y, en tiempos de pandemia, reduce el riesgo de contagio de la Covid-19.

Previo a la crisis sanitaria se realizaban 350 teleatenciones diarias a nivel nacional, indica el Ministerio de Salud (Minsa). Ahora, se realizan 22 mil diarias. Así, se han beneficiado a más de 2 millones de ciudadanos en todo el país.

Diversas enfermedades

Por la pandemia, se han postergado muchas atenciones a pacientes crónicos y continuos – como gestantes o pacientes con diabetes–. La telemedicina es la forma de luchar contra esta realidad sin poner en riesgo a los pacientes.

La Dra. Liliana Ma Cárdenas, directora general de Telesalud, Referencia y Urgencias del Minsa, explica que las teleatenciones sirven sobre todo para enfermedades que solo necesitan una recomendación u orientación, como por ejemplo un resfriado. 

Asimismo, las enfermedades donde no se necesita que el profesional de la salud tenga contacto físico con el paciente son también grandes candidatas para la telemedicina. La doctora puso el ejemplo de la salud mental. Personas con depresión, angustia, entre otras, pueden atenderse de manera más accesible con teleconsultas.

Retos pendientes

Todavía existen varios retos para sostener el uso de la telemedicina una vez finalice la pandemia. Primero, se debe reconocer que la telemedicina no va a sustituir a la medicina presencial, sino que es una herramienta extra para mejorar el servicio de salud.

Además, la Dra. Ma Cardenas indica que es indispensable que haya un cambio cultural para que los profesionales de la salud y los pacientes acepten que la telemedicina también puede ser de calidad.

En esa línea, los médicos deben hacer protocolos de atención por teleconsulta. Es decir, tener una guía donde se indique qué patologías se pueden atender de manera virtual y cuáles de manera presencial.

Por último, la representante del Minsa explicó que el Estado debe mejorar el acceso a las tecnologías de Información y Comunicación (TICS) para que todos los peruanos y peruanas tengan acceso realmente a este nuevo método de consultas.

Para acceder al servicio de teleconsulta del Minsa puedes ingresar a la web de teleatiendo.minsa.gob.pe o llamar al 113 las 24 horas del día.