La agenda ambiental: una deuda de los candidatos a Lima Metropolitana que ya no se puede postergar

Durante la campaña de las Elecciones Regionales y Municipales 2022 los candidatos al Municipio de Lima no han abordado las problemáticas ambientales y de planificación urbana que afronta la ciudad. ¿Por qué es urgente hacerlo? Diversos especialistas nos comentan la necesidad de incluir de manera urgente esta temática en una próxima agenda municipal.

Problemas ambientales en Lima
La acumulación de basura es una de las principales preocupaciones ambientales para los limeños. | Fuente: Andina

Poco antes del cierre de la campaña electoral de las Elecciones Regionales y Municipales 2022, encontramos que, una vez más, la agenda ambiental estuvo ausente en los discursos de los aspirantes al sillón capitalino. Para los especialistas, la indiferencia resuena al ver las amenazas latentes que afronta Lima: la afectación a áreas ecológicamente sensibles, la falta de planificación territorial, el estrés hídrico, la limpieza pública, la falta de áreas verdes, entre otras problemáticas.

La realización del Primer Debate Ecológico, iniciativa impulsada por la Alianza Ecosocial, se frustró debido al marcado desinterés de los candidatos. Sólo Yuri Castro, postulante de Perú Libre, había confirmado su asistencia. Con la cancelación del evento se perdió la oportunidad de escuchar las propuestas ambientales de quienes buscan gobernar Lima.

“Tenemos tantos retos, tantos desafíos, y no sabemos lo que piensan los candidatos sobre estos temas”, refiere la arquitecta Liliana Miranda, representante de la Alianza Ecosocial.

Para la especialista hay muchas aristas por dónde podría empezar la discusión. “Los candidatos se dedican a ofrecer cosas que no son competencia municipal y no trabajan los temas que sí están a cargo. ¿Qué van a hacer con las áreas verdes? ¿qué van a hacer con las lomas costeras? ¿con los humedales? ¿qué va a pasar con la Costa Verde? ¿qué van a hacer con los acantilados? ¿Qué van a hacer con los Pantanos de Villa?”, se pregunta.

Contra lo que parecen dictar las estrategias de esta campaña, la especialista en Desarrollo Sostenible, Kely Alfaro, considera que esta agenda sí da votos, ya que los vecinos de Lima demandan soluciones a los temas ambientales. “El problema es que los candidatos no están interesados en escuchar. Es más fácil ofrecer más de lo mismo y no incluir la perspectiva de sostenibilidad”, expresa.

Una de las claves para entender la importancia del tema ambiental es comprender que está vinculada con otros sectores, refiere Patricia Alata, Directora de Conocimiento de Lima Cómo Vamos. “Lo ambiental no es solamente un asunto verde, sino que tiene que ver con la salud pública, la seguridad de las personas, la calidad de la vivienda, el transporte público”, señala.

¿Qué hacer con la acumulación de basura?

Al revisar los diversos planes de gobierno, uno de los puntos recurrentes en materia ambiental es la referencia al manejo de residuos sólidos. Según el informe de percepción ciudadana 2021 de Lima Cómo Vamos, para los limeños la acumulación de la basura constituye el segundo problema que afecta la calidad de vida en la capital. Se encuentra sólo por debajo de la inseguridad ciudadana.

Dada la magnitud de este problema, para Alata no alcanza con proponer rellenos sanitarios. Resulta imprescindible que desde el municipio se impulse la visión circular del manejo de los residuos. Esto podría darse a través de campañas educativas y ordenanzas. “Es necesario que se promueva un proceso de una segregación adecuada de los residuos sólidos, una separación. Cuáles son orgánicos, inorgánicos y un tratamiento adecuado para ello. En Lima, más de la mitad de residuos que se generan son orgánicos, eso significa que se pueden reusar para generar procesos de compostaje”, explica.

Miranda, de la Alianza Ecosocial, advierte de una problemática desatendida: el manejo de los residuos de la construcción. El ritmo de obras genera desperdicios en cantidades significativas. La especialista refiere que es competencia del municipio identificar donde van a ir estos restos y a ellos les suma los escombros en el caso de un terremoto.

“¿Dónde los vamos a poner? Eso debería estar determinado y preparado, para que no acaben en las riberas de los ríos, ni en las zonas ecológicamente sensibles, parques, calles, playas, ni al borde de la carretera”, comenta.

Otras propuestas ambientales que se mencionan en los planes de gobierno son: la tipificación del delito de contaminación vehicular (George Forsyth, Somos Perú); censo de árboles (Yuri Castro, Perú Libre); plantas de tratamiento de agua para riego (Omar Chehade, Alianza Para el Progreso); monitoreo de calidad del aire (Daniel Urresti, Podemos Perú); protección de riesgos ante desastres naturales (Rafael López Aliaga, Renovación Popular); cuidado de las lomas (Gonzalo Alegría, Juntos por el Perú); mantenimiento de la ribera de los ríos (Elizabeth León, Frente de la Esperanza) y creación de guardianes ambientales (María Soto, Avanza País).

¿Cómo crece la ciudad?

Uno de los grandes desafíos para la próxima gestión municipal será impulsar una planificación urbana, la cual ayudaría a mitigar el impacto ambiental.

“La desigualdad urbana y la fragilidad ambiental en Lima se debe al crecimiento descontrolado de la ciudad, que se dio en gran medida por la informalidad”, expresa Jean Pierre Crousse, miembro de Lima La Impostergable, una iniciativa del Colegio de Arquitectos de Lima.

Según los datos de esta entidad, en los últimos 20 años, el 93% del crecimiento de Lima ha sido informal. Ello llevó a que las poblaciones se asienten en lugares vulnerables a huaicos y sin acceso a servicios.

“El crecimiento de la ciudad está afectando lomas y humedales, que son ecosistemas de nuestra ciudad. Aún no aprendemos a convivir con ellas, apreciando los servicios que nos brindan, como regulación de aguas, paisajismos y captura de carbono”, dice Kely Alfaro, especialista en Desarrollo Sostenible.

Esta expansión desordenada y la aceleración inmobiliaria también llevó a la reducción de áreas verdes en Lima Metropolitana. Actualmente, Lima cuenta por 3,1 m2 por habitante, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un estándar mínimo de 9m2.

Alata, de Lima Cómo Vamos, refiere que es urgente recuperar zonas verdes y proveerlos como espacios públicos. Siendo competencia municipal el trabajo de limpieza pública, sugiere mejorar los bordes de ríos como el Rímac y Chillón.

“Somos una ciudad que tiene ríos y no vemos nuestros ríos como espacios públicos adecuados como parte de un parque público. Es importante que esta mirada se implante y exista la recuperación de estas riberas. Los ríos hoy se ven como botaderos de la ciudad”, afirma.

Guiar el crecimiento

En su propuesta Lima La Impostergable, el Colegio de Arquitectos brinda una hoja de ruta para los candidatos a la alcaldía con sugerencias en planificación urbana. Además de establecer un diagnóstico, la institución propone que la ciudad reformule su crecimiento en los márgenes. Esta recomendación va en concordancia con el Plan de Desarrollo Metropolitano 2040, texto eaborado por diversos especialiasta y que aún aguarda por la firma del alcalde municipal para ponerse en acción.

“Debemos crecer hacia adentro. Es decir, en los lugares apropiados, en lugares estratégicos, a lo largo de las líneas de transporte masivo. Hemos identificado más de 2900 hectáreas disponibles para crecer dentro de Lima. Hay que pasar de una ciudad distante al modelo de una ciudad con servicios a la mano”, menciona Jean Pierre Crousse.

En ese sentido, el arquitecto dice que es necesario densificar los servicios, no sólo las viviendas. “No se trata de que construyamos más, si no mejor. Hay que reforzar la dotación de servicios, lo ideal es que a 15 minutos de mi casa tenga acceso a todos”, puntualiza.

A pesar de la escasa difusión en campaña, los ocho candidatos tienen aún una última chance de dar a la conocer sus propuestas ambientales a la ciudadanía. El formato del debate municipal del domingo 25 de septiembre, organizado por el Jurado Nacional de Elecciones, contempla un bloque de temática ambiental. Serán intervenciones cortas por postulante, pero lo expuesto dará algunas luces a los electores. Será una oportunidad que no se debe volver a desaprovechar.