Los asesores legales de la comunidad de Fuerabamba fueron capturados el 21 de marzo. | Fuente: Fiscalía

El coordinador de las Fiscalías contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, Jorge Chávez Cotrina, aseguró este miércoles que la detención de los asesores legales de la comunidad de Fuerabamba, Jorge y Frank Chávez Sotelo, es producto de las pruebas reunidas por el fiscal encargado del caso.

En declaraciones a la Rotativa del Aire de RPP, Chávez Cotrina se pronunció sobre la postura de las comunidades contra la minera Las Bambas, que se niegan a entablar un diálogo con el Gobierno hasta que no liberen a los asesores legales y a su dirigente Gregorio Rojas. Agregó que se debe respetar el principio de autoridad y que las detenciones se dieron en el marco de la ley, luego de que la jueza que dicto la medida revisara las pruebas presentadas por la fiscal.

Aquí el tema es que hay que rescatar el principio de autoridad. El Ministerio Público está actuando dentro de la ley y ha solicitado la medida al juez y el juez después de analizar los elementos probatorios que ha juntado el fiscal ha creído conveniente que cumple con los requisitos para dar la detención preliminar”.

Investigación previa

Chávez Cotrina también comentó que la detención preliminar de 10 días contra los hermanos se da tras una investigación que data de 2017 y que no tiene nada que ver con el conflicto actual contra la minera Las Bambas.

Estas detenciones no son consecuencia de la toma de carreteras, sino que son consecuencia de un conjunto de actos de investigación. Obviamente llegado el momento el fiscal tenía que tomar la decisión de solicita la medida de detención preliminar contra estos abogados y también contra el presidente”.

Extorsión

Agregó que los abogados se valieron de su conocimiento jurídico para “azuzar” a la población a que bloqueen carreteras y soliciten dinero a la minera Las Bambas. Comentó también que actualmente todos los detenidos cuentan con todas las garantías del caso.

Estos abogados aprovechándose de sus conocimientos jurídicos, no solamente atesoraban para negociar, que hasta ahí está dentro de la legalidad, pero de ahí a que presionen y pretendan extorsionar a la empresa con medidas extremas obviamente azuzados por ellos, eso ya no es la práctica de un abogado, eso ya es una práctica delincuencial”.

¿Qué opinas?