Pedro Chávarry
Pedro Chávarry, fiscal de la Nación, ante la Comisión de Defensa Nacional del Congreso de la República. | Fuente: Foto: Congreso de la República

Las idas y venidas del cuestionado fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, han desatado una aguda crisis en el Ministerio Público, menoscabando la imagen de la institución como encargada de velar la recta administración de justicia y de defender el Estado de derecho.

Cerca de las dos de la tarde de este miércoles el organismo público anunció vía Twitter que los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, que cuentan con un alto respaldo popular, continuarán como integrantes del Equipo Especial del caso Lava Jato, una de las tramas de corrupción más grandes a escala mundial y sin precedentes en la historia de la América Latina.

Esta rectificación de Pedro Chavarry ocurrió después de que el presidente Martín Vizcarra anunciara un día antes que presentaría ante el Congreso, algo que acaeció hoy, un proyecto de ley que declara en emergencia al Ministerio Público, en respuesta a la remoción de Vela y Pérez, cuyas investigaciones han hecho tambalear el establishment peruano al indagar a altos funcionarios, empresarios, líderes políticos, entre ellos Keiko Fujimori, e incluso a expresidentes, como Alan García, Ollanta Humala, Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, por los millonarios sobornos y aportes a campañas electorales que habrían recibido de la gigante constructora brasileña Odebrecht.

José Domingo Pérez Gómez ante la comisión investigadora del caso Madre Mía.
José Domingo Pérez Gómez ante la comisión investigadora del caso Madre Mía. | Fuente: Foto: Congreso de la República

El giro radical del fiscal de la Nación ha difuminado el respaldo político que tenía en el Congreso, en donde fujimoristas y apristas han bloqueado desde hace meses los debates en torno a las denuncias en su contra por presuntamente pertenecer a la red criminal 'Los cuellos blancos del puerto'.

Al respecto, el congresista Jorge del Castillo, del partido de la estrella, afirmó categóricamente que Pedro Chávarry debería dar un paso al costado. "La situación de Pedro Chávarry resulta insostenible", aseveró. Su colega de la Bancada Liberal, Gino Costa, comparte su posición: "Ahora falta que Chávarry se vaya", escribió en su cuenta de Twitter. En ese mismo hilo conductor, la legisladora de Nuevo Perú, Indira Huilca, agregó que el Parlamento "debe levantar su antejuicio para que sea investigado".

A estos pedidos también se sumaron los de Julio Guzmán y Verónika Mendoza, líderes de los partidos Morado y Nuevo Perú, respectivamente.
"La reposición de los fiscales Vela y Pérez no es suficiente. La renuncia del fiscal de la Nación tampoco lo es, pues aún deja a sus secuaces merodeando en la institución, al servicio de la mafia. La reestructuración del Ministerio Público es la única opción de fondo", opinó a través de su cuenta de Twitter el economista y exviceministro de Mype e Industria.

"La movilización ciudadana logró que Chavarry retrocediera. Ahora debe dejar el cargo y allanarse a las investigaciones", señaló, por su parte, la antropóloga y excandidata presidencial.

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, en la sede del Parlamento.
La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, en la sede del Parlamento. | Fuente: Foto: Congreso de la República

De entre estas voces políticas la que suscitó mayor sorpresa fue la de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple 36 meses de prisión preventiva.

"Es necesario iniciar una reforma integral de una institución que es fundamental para una correcta administración de justicia", dijo en Twitter, apartándose así del apoyo tradicional al jefe del Ministerio Público.

La excandidata presidencial invocó a Fuerza Popular "a apoyar y priorizar la declaratoria de emergencia del Ministerio Público de forma inmediata". "Necesitamos un Ministerio Público sin dudas ni cuestionamientos, con autoridades que le garanticen a todos los peruanos alcanzar la justicia y la verdad, sin sesgos ni privilegios para nadie", agregó.

Además de estas figuras políticas, los fiscales supremos Pablo Sánchez y Zoraida Avalos pidieron al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, que renuncie al cargo por generar "caos y desconcierto" dentro del Ministerio Público.

En un comunicado, señalaron que su actuación afectó la credibilidad del organismo público, generó desconfianza y la deslegitimó frente a la opinión pública.

Finalmente, el fiscal del Equipo Especial Lava Jato, José Domingo Pérez, consideró que Chávarry debe dimitir no solo como titular del Ministerio Público, sino también como fiscal supremo.

Gino Costa en una sesión del pleno del Congreso de la República
Gino Costa en una sesión del pleno del Congreso de la República | Fuente: Foto: Congreso de la República