Roberto García no pronunció palabra alguna durante su participación en "La Casa de Papel", donde interpretó al atracador serbio Oslo. RPP Noticias tuvo la oportunidad de escucharla, por primera vez, en una entrevista en la que pudimos conocer un poco más del hombre detrás del rudo personaje.

No solo su personalidad distaba del agresivo carácter de Oslo, sino también su aguda voz. El actor madrileño se entusiasma al hablar del papel que le dio la oportunidad de darse a conocer de forma internacional y de proponerle un nuevo reto: transmitir sin hablar.

Él nos contó los detalles de su participación en la serie, su amistad con Darko Peric (Helsinki), sobre la posibilidad de participar en la tercera temporada de "La Casa de Papel" y sobre su próxima visita a Perú.

¿Sigues sorprendido por la acogida del público en Latinoamérica?

Estoy bastante entusiasmado y contento. Estuve en Chile hace poco y, de verdad, me conmovió el cariño que demostraron por Oslo, por mí y por la serie. Muero de ganas por estar con el público de Perú.

¿Te sorprende que la audiencia se haya encariñado con Oslo pese a que no habla durante la serie?

No. Es que creo que el público se ha encariñado con todos los atracadores, con el equipo en general. Oslo también tuvo mucho que transmitir, aunque no hablara.

¿Te molestó eso en algún momento?

Nunca tomé a mal que no me den texto. Fue un reto para mí. Jamás me sentí apartado, sino todo lo contrario. Al no recibir un texto, pensaba: "tengo que trabajar de alguna manera en que mi personaje se haga notar dentro de la serie". Fue totalmente nuevo para mí.

¿Supiste esto desde que conociste al personaje?

Al comienzo, lo que sabía del personaje era su apariencia física. Por eso, desde un inicio me dijeron que calificaba para el papel. Claro, no sabía que el personaje no hablaba español. Al principio me asustó, pero creo que el resultado fue bastante bueno. Me sirvió para aprender un tipo de interpretación que no había hecho antes.

¿Cómo logró Oslo calar en el público?

Yo me preguntaba lo mismo al inicio. A nosotros nos daban el guion cada semana. Siempre me esforzaba por hacer que el personaje se haga notar en el equipo, aunque no hable. Eso hasta que leí que lo golpeaban, que quedaba mal, que los demás se preocupaban y que mi primo tenía que matarme para no entrar a prisión. Creo que ahí sentí que, por fin, mi personaje llegaría a conectar con el público. Es un momento sentimental en el que mi personaje da un vuelco completo. El atracador rudo pasa de ser un atracador rudo a ser un ser indefenso y enfermo. Creo que eso le cambia la cara a Oslo.

¿Cómo fue el rodaje de tus últimas escenas?

Eran primeros planos de mi rostro y lo que transmitía en ese momento era tan fuerte que se me saltaban las lágrimas. Los compañeros alrededor lloraban también. Era un momento de tanta pena que no nos hacía falta interpretar. Solo nos dejábamos llevar por la emoción de ese momento.

En redes se han compartido muchos videos divertidos del día a día del rodaje ¿Qué tan buena era su relación?

Fue sorprendente el buen ambiente y la buena energía que se vivió hasta el final. Sin broncas. Es raro porque en un rodaje de tantos meses pasa que nace alguna discusión o algún chispazo, pero no fue el caso. Éramos tan diferentes que lo que le faltaba a uno lo complementaba el otro. Nunca dijimos "este me cae mal". Éramos una piña (grupo). 

¿Y con Darko Peric (actor que interpreta a Helsinki)?

La verdad es que congeniamos maravilloso desde el primer día. Compartimos escenas y camerino. Él viene a Madrid a rodar (desde Barcelona) a un pueblito en el que yo vivo. Compartimos mucho los ratos libres, las comidas y el gimnasio. Nos hemos hecho muy amigos. Hasta ahora seguimos en contacto.

¿Cómo te tomó la noticia de la tercera temporada?

Que haya una temporada ahora y mi personaje haya muerto, obviamente me da muchísima pena. Pero tengo la esperanza, sin saber todavía lo que pueda pasar, de que puedan meterme de alguna manera en algún episodio. Tal vez a manera de flashback, como recuerdos de lo que era la vida anterior a lo que era el atraco. No lo sé. Tengo la esperanza de que mi personaje pueda aparecer en esta temporada.

¿Ya hubo algún tipo de conversación al respecto?

Los actores principales están cerrando sus contratos. Lo que sé es que no voy a estar como personaje principal, pero estoy seguro de que no van a desaparecer las caras de Oslo, Moscú o los personajes que hayan muerto en la serie. Ellos tienen una cantidad de seguidores importante que quieren ver sus caras. De alguna forma creo que podrían meterlos.

Algunos miembros del elenco ya están involucrados en otras producciones ¿Qué proyectos vienen para ti?

Estoy por cerrar dos proyectos, de los cuales aún no puedo hablar. Y hace poco participé de un par de trabajos publicitarios. También están los eventos en los que participamos para tener llegadas a los fanáticos.

¿Te ha costado despegarte del personaje?

Soy un actor de 110 kilos, musculoso, con cresta (mohicano). No soy el prototipo de actor guapo al que suelen convocar. Cuando voy a las pruebas me suelen decir "todo bien con la interpretación", pero el aspecto físico los frena un poco. Por eso me sentí tan a gusto con "La Casa de Papel".

¿Tienes cosas en común con Oslo?

Para interpretarlo tuve que dejar de ser Roberto. Soy una persona distinta, mucho más espiritual. Tal vez en mi juventud fui más impulsivo y tal. De joven pertenecí a las Unidades Especiales de la Guardia Civil. No creo que tenga tanto de similar.

¿Cómo imaginas que podría ser la historia de la tercera temporada?

Para comenzar, creo que no debería llamarse “La Casa de Papel” porque el título hacía referencia a la Fábrica de la Moneda y Timbre y es imposible que la historia vuelva a darse ahí. "La Casa de Papel" se terminó ahí. Lo que continúa ahora, en mi opinión, es la historia de los personajes.

DATO

Roberto García llegará a Lima para participar del "Friki Festival 2018", que se realizará en Centro Comercial Plaza Norte del 21 al 23 de setiembre.

0 Comentarios
¿Qué opinas?