Martin Scorsese piensa en su retiro tras "The Irishman": "Quizá sea la última película que haga"

El director Martin Scorsese no tiene claro su futuro en el complejo mercado cinematográfico, donde las salas de cine están dominadas por películas de superhéroes.

Scorsese ya planea en su retiro después de "The Irishman". | Fuente: Netflix

Tras "The Irishman", la monumental película de Martin Scorsese que ha producido Netflix, el legendario cineasta se plantea su retiro. Y es que el director, en vista de las dificultades de hacer más cintas en un mercado cada vez más complejo, no tiene claras sus opciones de futuro: "No sé cuántas más podré hacer, quizá esta sea la última que haga".

En una entrevista concedida a "The Guardian", Scorsese señaló que "los cines están dominados por películas de superhéroes", en la línea de sus últimas declaraciones en torno a Marvel y el estado de la industria cinematográfica. "Me parece bien si quieres ver estos filmes. Mi problema es que no hay espacio para otro tipo de obras", señaló.

"No sé cuántas más podré hacer, así que quizá esta es la última película que haré. Por lo tanto, la idea era, al menos, conseguir hacerla y puede que algún día que la proyecten en el National Film Theatre de Londres o la Cinemateca de París. No estoy de broma", explicó el cineasta de "The Irishman", haciendo de nuevo alusión a la complejidad de estrenar en las salas comerciales.

"En salas con 12 pantallas, 11 están ocupadas por cintas con superhéroes. Está bien si te gustan los superhéroes, pero, ¿de verdad necesitas 11 salas? Es imposible para películas como 'Lady Bird' que no necesita ser muy comercial; pero es modesta y genuina, y termina encontrando un gran público. Que una película sea comercial no significa que no pueda ser arte", insistió Martin Scorsese.

¿Y SU PRÓXIMO TRABAJO?

Por tanto, parece que las dificultades que el director ha encontrado a la hora de rodar "The Irishman", sumadas a la compleja situación de la industria audiovisual, hacen que Scorsese se plantee si continuar o no con su carrera. Algo lógico teniendo en cuenta que su último filme, que empezó su camino en Paramount, fue rechazada cuando el presupuesto superó los US$ 100 millones.

Eso sí, el realizador ya prepara "Killers of the Flower Moon", proyecto que tiene previsto comenzar a rodar en marzo de 2020. Su nueva cinta contará con dos de sus actores fetiche: Leonardo DiCaprio y Robert De Niro. Está basada en el libro homónimo de David Grann, que narra una serie de asesinatos investigados por el FBI que fueron perpetrados a principios de 1920 en Osage, Oklahoma. (Europa Press)

¿Qué opinas?