Meghan Markle visitó una asociación caritativa en Vancouver. | Fuente: AFP

En medio del escándalo por el denominado 'megxit', Meghan Markle realizó su primera aparición pública en Canadá. La esposa del príncipe Harry visitó la sede de una asociación caritativa de Vancouver, en su primera salida después de que la pareja renunciara a sus obligaciones protocolares para dividir su vida entre el Reino Unido y Canadá.

"Miren con quién tomamos el té hoy", escribió en su cuenta en Facebook el Downtown Eastside Women's Centre, que se dedica a ayudar a mujeres y niños en dificultades en dicha ciudad.

La asociación publicó una foto de sus miembros alrededor de la duquesa de Sussex, en un ambiente casual.

El príncipe Harry, sexto en el orden de sucesión al trono, y Meghan Markle pasaron las fiestas de fin de año en Canadá, con su hijo Archie. La exactriz conoce bien ese país, en el que vivió durante varios años mientras grababa la serie "Suits".

Meghan Markle en su primera aparición pública en Canadá, después del escándalo por renunciar a sus funciones como parte de la familia real británica. | Fuente: Facebook

EL 'MEGXIT'

A regañadientes, la reina Isabel II accedió a que su nieto y esposa establezcan una "nueva vida", tras acordar con ellos un "periodo de transición". Estas palabras llegaron a través de un comunicado tras una reunión a la que se unieron el príncipe Carlos (padre de Harry), el príncipe William (su hermano) y el mismo Harry en la residencia privada de la monarca en Sandringham, al este de Inglaterra.

"Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Harry y Meghan Markle de hacer una nueva vida como una joven familia. Aunque hubiéramos preferido que sigan siendo miembros de la familia real a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia y, al mismo tiempo, ser una parte valiosa de mi familia", se lee en el comunicado.

Por su parte, Justin Trudeau, primer ministro canadiense, aseguró al medio Global News que existen algunos detalles sobre la mudanza de la pareja real que deben discutirse. Un tema que parece resuelto es el de los gastos de protección para el príncipe Harry y Meghan Markle, los cuales saldrían de los contribuyentes canadienses.

Trudeau ha acordado que los contribuyentes de su país deben hacerse cargo de la enorme factura por la protección permanente de la pareja mientras estén en el país”, afirmó The Evening Standard. Este costo asciende a un millón de libras esterlinas (equivalente a 1,3 millones dólares). (Con información de AFP)

¿Qué opinas?