La reina Isabel II avaló la decisión del príncipe Harry y Meghan Markle y establece un “periodo de transición”. | Fuente: AFP

Un nuevo capítulo se abre en la telenovela de los Sussex. La reina Isabel II ha decidido establecer un "periodo de transición" para el príncipe Harry y Meghan Markle, en el cual dividirán su tiempo entre Canadá y el Reino Unido. La resolución llega a menos de una semana de que la pareja renunciara a sus funciones de primer rango como miembros de la familia real británica. 

El comunicado llegó después de que la monarca se reuniera con el príncipe Carlos (padre de Harry), el príncipe William (su hermano) y el mismo Harry en la residencia privada de la monarca en Sandringham, al este de Inglaterra.

Según el documento, la familia real británica sostuvo "discusiones muy constructivas" sobre el futuro de los duques de Sussex y su familia. 

"Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Harry y Meghan Markle de hacer una nueva vida como una joven familia. Aunque hubiéramos preferido que sigan siendo miembros de la familia real a tiempo completo, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente como familia y, al mismo tiempo, ser una parte valiosa de mi familia", se lee en el comunicado de la reina Isabel II.

La monarca recalcó el deseo del príncipe Harry y Meghan Markle de conseguir una independencia económica por lo que se accedió a un "periodo de transición" en el que vivirán tanto en Canadá como en el Reino Unido.

Los hermanos, William y Harry, lanzaron un comunicado en el que negaban rumores de bullying. | Fuente: AFP

"Estos son temas complejos para que resuelva mi familia, hay más trabajo por hacer, pero he pedido tomar decisiones finales en los próximos días", subrayó en el documento. En este momento, la duquesa de Sussex se encuentra en Canadá donde pasó las navidades con su esposo y su hijo Archie.

NIEGAN RUMORES DE BULLYING

Antes de su reunión en Sandringham con la reina Isabel II, los príncipes William y Harry lanzaron un comunicado conjunto para aclarar su supuesto distanciamiento.

Así, negaron los rumores que apuntaba a que el alejamiento de los hermanos se debió al bullying hacia los duques de Sussex, llevándolos a alejarse de la familia real británica.

"A pesar de las claras negaciones, una historia falsa se publicó hoy en un diario inglés que especulaba sobre la relación entre el duque de Sussex y el duque de Cambridge. Para hermanos que se interesan tanto en los temas de salud mental, el uso de lenguaje inflamatoria en esta manera es ofensivo y potencialmente dañino", señalaron.

¿Qué opinas?