Congreso
Una nueva crisis al interior de la bancada de Peruanos por el Kambio. | Fuente: Congreso

Nueva tensión al interior de la bancada de Peruanos por el Kambio. Salvador Heresi renunció en julio al Ministerio de Justicia tras la difusión de sus conversaciones telefónicas con el suspendido magistrado César Hinostroza. Por esos días, congresistas señalaban que la bancada oficialista evaluaba su expulsión. Estos han vuelto resurgir tras los nuevos audios y ha llevado a una escalada de confrontación con sus colegas Juan Sheput y Guido Lombardi.

Su salida

El 13 de julio, Panorama difundió un audio de una conversación en el que el congresista le dice al magistrado Hinostroza que “necesita su consejo” en relación a un proyecto del Parlamento. Tras hacerse público el audio, Heresi negó haber cometido algún acto irregular en la conversación telefónica.

Por Twitter, el presidente Martín Vizcarra anunció su dimisión “por la salud de la reforma del sistema de justicia”. Horas después, Heresi declaró que había renunciado porque no era un “hombre que se aferrara a cargos”, aunque consideró que sí fue “innecesario” que el presidente Vizcarra le haya pedido su renuncia por las redes sociales.

Los primeros anuncios

Una nota publicada el 21 de julio por El Comercio dio cuenta que un grupo de parlamentarios oficialistas propuso la salida de Heresi de la bancada de Peruanos por el Kambio. Según el medio, el congresista Guido Lombardi fue quien lo propuso durante una reunión de bancada en Palacio de Gobierno con la presencia del presidente Martín Vizcarra.

De acuerdo con la publicación, este pedido se realizó tras revelarse que el hermano y la cuñada de Heresi utilizaron los vehículos oficiales del exsecretario general del Manuel Soto Gamboa. El 23 de julio, Heresi negó esta situación.

El tema vuelve a ser puesto sobre la mesa

Este lunes, en declaraciones a El Comercio, Guido Lombardi señaló que solicitó a su bancada nuevamente la suspensión de Salvador Heresi tras la difusión de un nuevo audio entre Heresi e Hinostroza. Dijo que el asunto se resolverá la próxima cuando el parlamentario regrese al país.

“La solicitud es que se produzca sin que esto tenga carácter sancionador, una separación de la bancada mientras concluyan las investigaciones (…) Lo he formulado yo, pero con el asentimiento explícito de varios de mis colegas”, comentó Lombardi.

El contraataque

El lunes por la tarde, Heresi lanzó varios tuits en los que criticó este proceso dentro de su bancada y arremetió contra Pedro Pablo kuczynski.

“Yo no he cometido ningún delito ni falta. Con todas las pruebas de que @ppkamigo (Pedro Pablo Kuczynski) recibió millones del dinero sucio de Odebretch me pregunto: ¿por qué a él no se le abre un proceso disciplinario de expulsión y se le suspende su militancia de inmediato?”, escribió en Twitter.

Además, acusó a Kuczynski de haber recibido millones de Odebrecht “para su bolsillo y sus campañas”. También negó que vaya a renunciar a Peruanos por el Kambio, un partido que “formé de buena fe”. “Pero no voy a aguantarle majaderías a quienes tienen techo de vidrio”, añadió.

El martes, el vocero alterno de PpK, Juan Sheput, señaló que la separación de Heresi “sería solo temporal” mientras se desarrollan las investigaciones. Por su parte, la congresista Ana María Choquehuanca afirmó que dentro del oficialismo acordaron recibir los descargos de Heresi “por escrito” y luego de eso decidirán si inician algún proceso en su contra. Asimismo, consideró la primera reacción de Heresi como “exagerada” y estimó que esta situación no puede dividir la bancada oficialista.

Contraataque II

Este miércoles, Heresi acusó que Sheput consideró “insostenible” su presencia en la bancada oficialista. “¿Qué pasa Juan Sheput? De la boca para afuera dicen que no tengo ningún proceso, pero ahora señalas que mi presencia es insostenible. ¿Insistir que se someta a disciplina a los que recibieron plata de Odebrecht hace mi presencia “insostenible”? Con dobles discursos no se avanza”, añadió.

Consultado sobre esto, Juan Sheput le respondió que “casi me caigo de espalda de la risa” cuando leyó sus tuits. “Ya parece Risas y Salsa, no podemos usar las redes sociales para un tema así”, indicó.

Guido Lombardi también fue abordado por los periodistas en el Congreso para que dé sus descargos sobre lo ocurrido con su compañero de bancada. Aunque intentó evitar declarar sobre el asunto, terminó afirmando: “No quisiera calificar el estado mental del señor Heresi".

Esta última frase generó la reacción Heresi. A través de su cuenta de Twitter, dijo "ni yo (quisiera calificar) sobre el estado etílico en el que suelen estar algunos colegas".