El ritmo del siglo XXI está marcado por mujeres. Beyoncé, Nicki Minaj, Natalia Lafourcade y otras artistas destacan ante sus pares masculinos al "desafiar todas las categorías artísticas y empujar el sonido en nuevas direcciones", según un estudio de la radio pública estadounidense NPR Music.

No obstante, esta contribución no parece estar reflejada en el Grammy, la premiación más importante de la industria musical. Del 2013 al 2019, de un total de 1.064 artistas nominados en cinco principales categorías; solo el 10,4% eran mujeres, de acuerdo con un estudio de USC’s Annenberg Inclusion Iniciative. Otro dato de interés: la más ganadora en la historia de los Grammy (Alison Krauss) tiene 27 gramófonos, frente a los 31 de su par masculino (Georg Solti).

En el 2019 la cifra de candidatas ha crecido (tal vez la Academia de Grabación busca la redención ante el desafortunado comentario de Neil Portnow, su presidente, quien dijo que las mujeres deben “dar un paso adelante” para conseguir reconocimiento) con cinco intérpretes femeninas compitiendo por Álbum del Año. En esta categoría figuran Cardi B, Janelle Monáe, Brandi Carlile, H.E.R. y KaceyMusgraves. En el 2018 solo, en esa misma categoría solo estuvo presente la neozelandesa Lorde.

Los Grammy 2019 cuentan en sus principales categorías -Grabación del Año, Álbum del Año, Canción del Año y Mejor Artista Novel- con 17 candidatas (como solistas, parte de una banda o colaboraciones). La mayor presencia femenina en los Grammy en lo que va del siglo XXI ─este año, se ha aumentado a ocho postulantes en lugar de cinco─ cuando generalmente eran seis o siete de un total de 20. 

VOCES PROTAGONISTAS

Para la cantautora Adalí Montero, en este contexto de empoderamiento femenino, “se tenía que visibilizar el malestar” de las mujeres por “hacer el doble para demostrar que tenemos talento”. Un guiño al hashtag #GrammysSoMale [GrammysTanMasculinos] a propósito de los nominados y ganadores del año pasado.

Mientras que a Salim Vera, ganador de dos premios MTV Video Music Awards Latinoamérica con Libido, no le sorprendería si hay cierto “maltrato” hacia la mujer en los Grammy. “La industria musical siempre ha tendido a ser machista. Supongo que tiene que ver con el patriarcado musical. A las mujeres se les quiere como objeto sexual, no como talento mental o emocional. Ese tipo de actitudes son fáciles de ver y constatar”, señala.

¿SE PUEDE PENSAR EN UN CAMBIO?

Un paso al frente, para Adalí Montero, sería eliminar las categorías por géneros (que también existen en otras premiaciones). Otro tema pendiente es considerar nuevas propuestas. La cantante habla desde el género del rock ─en el que encuentra un nicho vacío de grupos femeninos latinoamericanos─, pero bien se puede aplicar a otros.

“A veces, el facilismo de trabajar o contratar a bandas de rock que funcionan, por la popularidad, conlleva a que no se consideren nuevas propuestas […] Aún hay más grupos masculinos que femeninos y eso se ve en los festivales musicales en Perú […] Aún no se da un lugar de exposición al rock femenino”, recalca.

Así como hay una ausencia de rostros femeninos en el rock latino, sucede lo mismo cuando se busca productoras musicales, mezcladoras de sonido o ingenieras. Lo mismo sucede en otros países y, por ello, la Academia de Grabación anunció una iniciativa que solicita a músicos, disqueras y otros para considerar (por lo menos) dos productoras o ingenieras al trabajar en un proyecto musical. Lady Gaga, Ariana Grande y Cardi B, entre 200 artistas, se sumaron. Un esfuerzo por terminar con las desigualdades en la industria musical.

DETRÁS DE LOS PREMIOS

En el Grammy 2019, tres grandes disqueras reúnen el mayor número de nominados: Universal Music Group (16), Warner Music Group (8) y Sony Music Entertainment (6). El primero está detrás del soundtrack de “Black Panther”; el segundo representa a artistas como Cardi B y, el tercero, está con Childish Gambino.

¿Qué opinas?